Marta Calvo Burón, de 25 años, desapareció el pasado 7 de noviembre en Manuel (Valencia) y desde entonces la familia se encuentra sumida “en una auténtica desesperación” y más después de que el asesino confeso, Jorge Ignacio Palma, asegurara que descuartizó a la joven y arrojó sus restos a varios contenedores.

El padre de la joven asesinada ha escrito una carta desgarradora expresando el dolor que están viviendo desde que este miércoles recibieron la llamada de la delegación del Gobierno de Valencia en la que les informaban que Marta habría perdido la vida tras un episodio violento. 

"Lo peor que puede vivir un padre es no saber dónde está su hija"

En la misiva que ha enviado el padre de Marta Calvo al programa de Antena 3, ‘Espejo público’, se puede leer:

“Vivimos desde hace casi un mes en una auténtica desesperación. Lo peor que puede vivir un padre es no saber dónde está su hija. 26 días de incertidumbre, miedo, preocupación... con sus 26 noches, hasta recibir esa llamada.

Esa llamada que nunca hubieras querido recibir, esa llamada que te confirma tus peores sospechas. Un día que nunca esperabas vivir y que nunca vas a poder olvidar”.

Las autoridades continúan buscando este jueves el cuerpo de Marta Calvo. Si aún había esperanzas de que estuviera viva, estas se han desvanecido por completo tras la declaración de Jorge Ignacio. La policía ya trabajaba desde hace días con un escenario de muerte violenta tal y como anunció este miércoles el delegado del Gobierno de Valencia, Juan Carlos Fulgencio.