Terrorismo

El juez concluye la investigación de los atentados de Cataluña y envía a juicio a los detenidos

El magistrado propone juzgar a Mohamed Houli Chemlal y Driss Oukabir -por integración de organización terrorista, fabricación, tenencia y depósito de explosivos y estragos en grado de tentativa- y a Said Ben Iazza -por colaboración con las actividades de la organización terrorista-

Ramos de flores y objetos de todo tipo depositados en el mural de Miró de La Rambla de Barcelona.
Ramos de flores y objetos de todo tipo depositados en el mural de Miró de La Rambla de Barcelona. EFE

Finaliza oficialmente la investigación de los atentados de Barcelona y Cambrils. El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha dictado el auto de conclusión del sumario por los atentados terroristas de Cataluña de 17 y 18 de agosto de 2017. En un auto, recogido por Vozpópuli, el magistrado ha elevado la investigación a la Sección Tercera de la Sala de lo Penal para que fije la fecha de la celebración del juicio oral.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 ha recordado en un breve escrito que en este procedimiento se encuentran procesados tres miembros de la célula que presuntamente cometió los atentados. Al banquillo irán Mohamed Houli Chemlal y Driss Oukabir por integración de organización terrorista, fabricación, tenencia y depósito de explosivos y estragos en grado de tentativa; Said Ben Iazza, por su parte, irá a juicio por colaboración con las actividades de la organización terrorista.

A ninguno de los tres -que se encuentran en prisión provisional prorrogada- se les procesa por los 16 asesinatos ocurridos durante los atentados. En un auto anterior, el juez ya había considerado que, aunque formaban parte del grupo y que tenían un plan mayor que se vio precipitado tras la explosión en Alcanar, no hay indicios de que los procesados llegasen a tener una participación directa en los ataques.

Dos años y medio de investigación

Durante dos años y medio, las pesquisas dirigidas en la Audiencia Nacional se han enmarcado en los hechos acometidos en 2017. El 17 de agosto de ese año, a las 16.45 horas, Younes Abouyaaqoub irrumpió con una furgoneta en la zona peatonal de La Rambla de Barcelona. Casi simultáneamente tuvo lugar la segunda explosión fortuita en un piso de una vivienda en la localidad de Alcanar (Tarragona). Ocho horas y media después, en plena madrugada del 18, cinco hombres intentaron un segundo atropello masivo en el Paseo Marítimo de Cambrils. Dieciséis personas murieron y varios sospechosos fueron abatidos.

De los involucrados en la gestación de aquellos ataques solo se encuentran detenidos los tres procesados: Driss Oukabir, quien prestó su documentación para alquilar la furgoneta de La Rambla; Mohamed Houli Chemlal, quien se salvó in extremis de una de las explosiones; y Said Ben Iazza, quien prestó su furgoneta y su documentación a uno de los terroristas para comprar materiales para los explosivos.

Al margen de la investigación liderada por el magistrado Calama, Francia liberó al hasta ahora único detenido por su supuesto nexo con los autores de los ataques; y los Mossos d'Esquadra admitieron en un informe confidencial su fallida investigación a Abdelbaki Es Satty, el imán de Ripoll, considerado el agente radicalizador de los jóvenes terroristas y el posible cabecilla de la célula. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba