Yihadismo

Francia libera a un sospechoso de los atentados de Barcelona detenido por "error" de los Mossos

La justicia gala excarcela a Mohamed Boumansour tras nueve meses en prisión porque la policía catalana le vinculó erróneamente con un número de teléfono en poder de los terroristas de Ripol

Imagen de archivo del atentado de Barcelona.
Imagen de archivo del atentado de Barcelona.

Francia ha excarcelado a Mohamed Boumansour, hasta ahora el único detenido por su supuesto nexo con los autores de los atentados de Barcelona y Cambrils. Ha pasado más de nueve meses en prisión preventiva, pero ahora la justicia gala le ha dejado en libertad por medio de un auto al que ha tenido acceso Vozpópuli y que achaca a los Mossos d’Esquadra haberse equivocado al valorar la prueba que le relacionaba con la matanza.

La resolución, emitida el pasado 18 de diciembre, explica que la información facilitada por las autoridades españolas apuntaba a que el detenido, marroquí de 33 años, “había utilizado la línea telefónica de uno de los terroristas neutralizados en Cambrils, algo que el interesado niega, y que los Mossos d’Esquadra han confirmado posteriormente por informe rectificativo, según el cual M. Boumansour nunca hizo uso de esa línea telefónica”.

Según el sumario de los atentados cometidos el 17 de agosto de 2017 y que costaron la vida a 16 personas, el sospechoso tenía vínculos principalmente con los hermanos Moussa y Driss Oukabir. El primero de ellos murió abatido en Cambrils y el segundo está en una prisión española procesado por integrar la célula terrorista.

Se alojó en Ripoll

Las pesquisas policiales llevadas a cabo en España indican que, apenas dos días antes de los atentados, Moussa Oukabir, recién llegado de Francia, le dio a su hermano el número de teléfono de Boumansour para que le llamase de forma “urgente”. Un día antes de esa conversación entre los hermanos, su amigo de Francia se había alojado en un hotel de Ripoll llamado La Trobada.

Las sospechas en torno a Boumansour llevaron al  al juez de Instrucción de la Sección Antiterrorista de París, Regis Pierre, a tomar declaración por videconferencia desde la Audiencia Nacional de Madrid a Driss Oukabir. El presunto integrante de la célula no hizo alusión a Boumansour en su comparecencia, según recuerda el auto francés.

“La justificación de sus contactos con dos de los miembros de la célula de Ripoll, Moussa y Driss Oukabir, el 15 de agosto, exigen volver a ser clarificados”, dice la corte de apelación de París, según la cual, esa relación podría explicarse “por los lazos de amistad que les unían (nacidos en el mismo pueblo marroquí y habiendo vivido en Ripoll, así como compartiendo otros intereses comunes –los estupefacientes-)”.

Cabe destacar que Oukabir está procesado por formar parte del grupo terrorista, pero no por participar en la matanza. El juez entendió que no había pruebas de que estuviese informado del plan alternativo que llevaron a cabo sus compañeros precipitadamente con una furgoneta en la Rambla tras la explosión en su base de Alcanar (Tarragona).   

"Teniendo en cuenta el error"

“Teniendo en cuenta la incertidumbre de dichas declaraciones, el error de las autoridades policiales catalanas, de las tímidas declaraciones del interesado, el cual por otro lado no parecía haberse radicalizado, según las investigaciones, y que ya han pasado nueve meses y medio de prisión provisional, conviene poner a M. Boumansour de ahora en adelante bajo control judicial”, sentencia la autoridad judicial en una decisión que ha contado con el apoyo de la Fiscalía. Pese a su excarcelación, deberá seguir bajo medidas cautelares como la prohibición de abandonar Francia, presentarse cada semana en comisaría o no portar armas.

En la investigación hay más pruebas de la conexión entre Boumansour y los Oukabir. Un mes antes de los atentados, por ejemplo, fueron interceptados en un coche que fue incautado porque tenía un requerimiento pendiente de las autoridades francesas. Además, -siempre según el sumario- el teléfono que aportó el ahora excarcelado cuando se alojó en el hotel de Ripoll es el mismo número que empleó otro de los terroristas Mohamed Hichamy cuando acudió a alquilar una de las furgonetas usadas en los atentados.

Por todo ello, el 16 de febrero de 2018 los Mossos d’Esquadra pidieron al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu autorización para intervenir hasta tres teléfonos que relacionaban con este sospechoso residente en Francia (685XXX386, 615XXX573 y 692XXX122).  

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba