Las comunidades tumban la propuesta del Gobierno de a adelantar el toque de queda a las 20 horas durante la Semana Santa. La rebelión de algunas regiones ha hecho que esta propuesta del Ministerio de Sanidad ni siquiera haya sido debatida en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que se ha celebrado en la tarde de este miércoles. Madrid, Andalucía, Cataluña, Castilla-La Mancha, Aragón, La Rioja o Murcia han sido algunas de las regiones que han expresado su oposición a este plan.

El Ejecutivo y las comunidades se han vuelto a reunir en pleno repunte de los contagios a las puertas de la Semana Santa, motivo por el cual el Ministerio de Sanidad planteaba la opción de endurecer más las restricciones para tratar de evitar la cuarta ola.

Sin embargo, en esta ocasión Madrid no está sola y son varias las comunidades que ya han manifestado su oposición a la medida tras conocerse las intenciones del Gobierno de Pedro Sánchez, por lo que el adelanto del toque de queda a las 20 horas en Semana Santa no ha prosperado. Las primeras en asegurar que rechazaban la idea de Sanidad han sido Madrid, Cataluña, Andalucía, Castilla-La Mancha y La Rioja, a las que se han sumado Aragón y Murcia a lo largo del día.

Solo Castilla y León, que pidió en lo peor de los contagios poder adelantarlo precisamente a esa hora y el Gobierno le llevó a los tribunales para impedírselo, se ha mostrado favorable ahora.

Madrid pide controles fronterizos

El consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, aprovechando la presencia en la reunión del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha pedido un control fronterizo estricto "para que las medidas adoptadas por el Gobierno de España sean coherentes".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado este miércoles que no es partidaria de adelantar el toque de queda y ha argumentado que esto podría provocar que aumentasen las cenas en el interior de los domicilios.

No somos amigos de las ocurrencias cuando las cosas van funcionando bien (...) Todo aquello que funciona no hay que tocarlo mientras no suba preocupantemente el virus", ha dicho Ayuso.

Pese a que Sanidad no habló este martes con las autoridades regionales para sondear la postura de Madrid, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Ayuso ha señalado que la posición de su Gobierno "es la misma de siempre". "No somos amigos de las ocurrencias cuando las cosas van funcionando bien", ha dicho.

En esta línea, ha defendido que "todo aquello que funciona no hay que tocarlo mientras no suba preocupantemente el virus". Según la presidenta madrileña, que mantiene el toque de queda a las 23.00 horas, además del aumento de las reuniones en domicilios, también ve negativo que se cerraría la actividad económica.

"Consideramos que no hay que utilizar la pandemia para insuflar miedo, ni ahora ni nunca", ha añadido para defender que cada decisión se debe tomar "en base a criterios sanitarios, a informes estrictamente sanitarios".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isbael Díaz Ayuso, rechaza adelantar el toque de queda.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isbael Díaz Ayuso, rechaza adelantar el toque de queda. Europa Press.

Cataluña y Andalucía rechazan la medida

Por su parte, la conseller catalana de Salud en funciones, Alba Vergés, también ha descartado adelantar el toque de queda en Cataluña durante la próxima semana, manteniéndolo a las 22.00 horas.

En una entrevista en 'Catalunya Ràdio', Vergés ha recordado que fue la cartera de Carolina Darias la que delegó a las comunidades determinar la hora de inicio del toque de queda y ha criticado que Sanidad "siempre se despierte por vacaciones".

Cuando estábamos por encima de los mil casos por cada 100.000 habitantes, pedíamos adelantar el toque de queda y el Gobierno nos dijo que no", aseguran desde Andalucía.

En el caso de Andalucía, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, también se ha mostrado contrario a la propuesta del Gobierno. El popular asegura que no es el momento, ya que la incidencia en la región es "muchísimo inferior" a la registrada en el pico de la tercera ola.

Asimismo, el vicepresidente de su gobierno, Juan Marín (Ciudadanos) ha criticado, además, los "bandazos" en los criterios del Ejecutivo al plantear las restricciones. "Hay que ser más serios", ha esgrimido ante la "incertidumbre" que provocan "estos cambios de esta magnitud que no conducen a ningún sitio".

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, también niega adelantar el toque de queda.
El presidente de la Junta, Juanma Moreno. Europa Press.

"Cuando estábamos por encima de los mil casos por cada 100.000 habitantes, pedíamos adelantar el toque de queda y el Gobierno nos dijo que no. Y ahora que estamos en cien casos por cada 100.000 nos piden que lo adelantemos a las 20.00 horas", ha reprochado el 'naranja'.

Page pide no "marear" a la gente

En este sentido también se ha pronunciado el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha defendido este miércoles que más que plantear ahora otras medidas restrictivas, hay que asegurarse de que las que ya se han tomado se cumplan.

El socialista ha pedido que, sean "buenas o malas" las decisiones que tome el Consejo Interterritorial de Salud que se celebra este miércoles, pide tomarlas "entre todos" y que haya "una sola". Según Page, hay que evitar que la gente "se mareé".

También la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, ha anunciado que, por el momento, "no se van a tomar más medidas restrictivas" para las fechas de Semana Santa en la región.

Aragón y Murcia lo ven innecesario

Los últimas en sumarse a este rechazo han sido la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno socialista de Aragón, Mayte Pérez, y el consejero de Salud del gobierno de Murcia, Juan José Pedreño. Ambos consideran que este adelanto es innecesario y que con las medidas actuales es suficiente.

Consideramos ahora mismo que las medidas que están implantadas son las adecuadas", asegura el el consejero de Salud de Murcia.

Según Pérez, con la situación epidemiológica en la región, las medidas actualmente vigentes "son más que suficientes" y no pretenden aumentar las restricciones, aunque también pide que se produzca un acuerdo de "manera unánime" en cuanto a las medidas.

Pedreño, por su parte, se ha mostrado partidario de mantener el toque de queda establecido y no adelantarlo a las 20.00 horas. "Consideramos ahora mismo que las medidas que están implantadas son las adecuadas", ha defendido en Onda Regional de Murcia.