El Gobierno quiere adelantar el toque de queda a las 20 horas durante la Semana Santa. Esta es la propuesta que el Ministerio de Sanidad va a hacer a las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que se va a celebrar a partir de las 16 horas.

Así, el Ejecutivo y las comunidades vuelven a reunirse preocupados por el incipiente repunte de los contagios a las puertas de la Semana Santa, con lo que sobre la mesa pondrán la pertinencia de endurecer aún más las restricciones para tratar de evitar la temida cuarta ola. Ahí es donde entraría adelantar el toque de queda.

Cuando aún los efectos del puente no se han hecho notar en la curva, y mientras varios países europeos han decretado duros confinamientos para Pascua, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, dejó el lunes la puerta abierta a replantear las medidas anticovid ante este cambio de tendencia.

Y es que el plan consensuado con las comunidades -que contemplaba, entre otras, el cierre perimetral, el toque de queda nocturno a partir de las 23 horas, limitaciones a las reuniones sociales de entre cuatro y seis personas y prohibición de encuentros entre no convivientes en domicilios- era "un acuerdo de mínimos" a los que las autonomías pueden añadir "medidas más restrictivas".

Pero "si la situación cambia mucho, puede plantearse otro acuerdo", advirtió. Es más, el Ejecutivo también tiene en mente plantear un cierre perimetral por provincias.

Castilla y León, a favor de adelantar el toque de queda

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha anunciado el apoyo del Ejecutivo autonómico a la propuesta de Sanidad para adelantar el toque de queda al menos durante los días de la Semana Santa.

"Es una medida eficaz y el Gobierno tendrá nuestro apoyo si lo precisa. Lo primero es evitar la cuarta ola y salvar vidas. No haremos política con esto", ha publicado el vicepresidente en su cuenta de Twitter.