La ex interventora general de la Generalitat, Mireia Vidal, ha solicitado el amparo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por el trato recibido por el Tribunal de Cuentas en la causa sobre los gastos exteriores del procés. Los abogados de Vidal y quienes firman la demanda son Javier Borrego y Manuel Lamela. Borrego fue abogado jefe del Estado en el mismo órgano fiscalizador y su compañero fue abogado del Estado y consejero de Sanidad en la Comunidad de Madrid. Ahora, sin embargo, pasan a acusar al Tribunal de Cuentas de "horrible tratamiento degradante" hacia su defendida.

En la demanda aseguran que Vidal se encuentra en una "muy grave situación de salud, dañada su integridad mental, consecuencia de una actuación oficial calificable de tratamiento degradable". Hablan, incluso, de un "estado de agitación con aparición súbita de terror y sensación de muerte inminente" de su clienta, a quien el Tribunal de Cuentas le exige casi tres millones y medio de euros de fianza por su implicación en los gastos exteriores del procés.

Según los abogados de Vidal, el organismo fiscalizador "en ningún momento" la mencionó durante la investigación de la consulta del 9 de noviembre de 2014, cuando juzgó a los políticos responsables de aquella votación, como a Artur Mas. Tampoco con respecto al referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. En este sentido, consideran que ha sido sorpresivo el requerimiento del que ha sido objeto para el afianzamiento del importe reclamado.

Intervención con carácter urgente

Los demandantes solicitan que, a la vista de la necesidad de proteger la vida de la señora Vidal, así como su integridad mental y salud física, consecuencia de un "horrible tratamiento degradante", el Tribunal Europeo de Derechos Humanos apruebe con carácter urgente, antes del 21 de julio, fecha en la que la señora Vidal deberá afianzar la cantidad de 3,5 millones, suspender provisionalmente la providencia del 30 de junio del 2020 del Tribunal de Cuentas.

La ex interventora general de la Generalitat también manifiesta que desconoce si podrá acogerse y en qué condiciones al decreto ley aprobado por el Govern en relación al fondo creado con 10 millones de euros para contraavalar las fianzas requeridas por el Tribunal de Cuentas. Hecho que, según la demanda, "incrementa su ansiedad y su maltrecha integridad mental y salud física".

Vidal carga contra Junqueras

En una recién entrevista en El Mundo, Vidal aseguraba que "Junqueras me cesó sin explicación tras mi primera advertencia". La encausada por el Tribunal de Cuentas también relataba que lleva más de 20 años trabajando en el "servicio público" y ahora ve cómo se le exigen responsabilidades contables por una actuación, que a su juicio, fue de los políticos de primera línea.

En la demanda, sin embargo, se centran en pedir a la justicia europea que intervenga contra el Tribunal de Cuentas y a detallar su estado de salud causado por este asunto. No entran en la cuestión política por lo que respecta a los cabecillas del procés. Sus dos abogados están actualmente en excedencia de su condición de funcionarios y llevan la defensa de Vidal.