Pedro Sánchez se ha impuesto a Pablo Iglesias en la nueva estructura del Gobierno de coalición. La ministra de Economía, Nadia Calviño, será la nueva vicepresidenta segunda del Gobierno, mientras que Yolanda Díaz, de la cuota de Podemos, mantendrá las competencias de Trabajo, pero será la vicepresidenta tercera, según ha sabido Vozpópuli.

Sánchez e Iglesias han negociado este martes la continuidad de la coalición tras la renuncia del líder de Podemos a seguir en el Ejecutivo. Iglesias anunció el lunes que será el candidato morado en las elecciones de la Comunidad de Madrid el 4 de mayo. El dirigente morado colocó también a Yolanda Díaz la vicepresidencia segunda sin haberlo consultado con su socio.

Pero tal y como ha informado este diario, el presidente del Gobierno no había dado el visto bueno a estos cambios. Y aunque no se oponía a la promoción de Díaz, sí ha querido marcar territorio en el área económica. Era una cuestión de jerarquía que Yolanda Díaz estuviera por debajo de Nadia Calviño. Y así lo ha impuesto Sánchez a Iglesias en la negociación.

Calviño gana el pulso

Calviño pasa a ocupar la vicepresidencia segunda del Gobierno, mientras que Díaz será la vicepresidenta tercera. De esta manera, Podemos mantiene el ministerio de Trabajo, clave para el partido morado. Y la vicepresidenta económica asciende en el escalafón del Consejo de Ministros a escasos meses de que el Gobierno empiece a recibir los fondos europeos de reconstrucción. Los enfrentamientos entre Calviño y la parte morada del Gobierno han sido recurrentes desde el inicio de la legislatura.

Esos choques constantes han pesado en la presión de los ministerios económicos para relegar a Díaz por detrás de Calviño, tal y como ha adelantado Vozpópuli. Tanto los ministros de Seguridad Social, José Luis Escrivá, y Hacienda, María Jesús Montero, han pedido a Sánchez que no alterase la primacía del PSOE en el área económica. De hecho, el jefe del Ejecutivo ha ofrecido a Díaz mantener la vicepresidencia segunda que tenía Iglesias, pero en ese caso tenía que renunciar a las competencias de Empleo.

"Que Sánchez dé Empleo a quien quiera, pero que aproveche el momento para hacerlo", resumían desde el Ejecutivo los que esperaban en un cambio en ese departamento.

Cuatro mujeres vicepresidentas

Sánchez e Iglesias todavía no han cerrado todos los cambios del Gobierno tras la inesperada salida del dirigente morado a la Comunidad de Madrid. Queda pendiente el futuro de las carteras que ocupaba Iglesias: Derechos Sociales y Agenda 2030.

El líder morado propuso a Ione Belarra como futura ministra de estas dos áreas. Belarra es actualmente secretaria de Estado para la Agenda 2030 y es una persona de la máxima confianza de Iglesias. La cesión de Podemos en la vicepresidencia segunda puede allanar el camino de Belarra al Consejo de Ministros.

El presidente medita cambios más profundos en su Gobierno y una reducción del número de carteras en el futuro inmediato. Pero mientras no lo haga, el Ejecutivo tendrá cuatro vicepresidencias ocupadas por mujeres: Carmen Calvo en la vicepresidencia primera; Nadia Calviño, en la segunda; Yolanda Díaz (Podemos), en la tercera; y Teresa Ribera, en la cuarta.