El Ayuntamiento de San Sebastián ha introducido en los formularios de las colonias y campamentos de verano tres casillas distintas para que las familias señalen si los menores inscritos en las actividades son niños, niñas o no binarios un término utilizado por quienes no se identifican totalmente con el género masculino ni con el femenino.

La decisión de incluir esta clasificación en el apartado "género" ha sido criticada por algunos sectores feministas, que defienden que el término 'no binario' carece de reconocimiento científico y jurídico.

Con el verano a la vuelta de la esquina, el consistorio donostiarra pone en marcha distintos espacios de reunión para niños (Haurtxokos) y adolescentes (Gaztelekus) por toda la ciudad.

"Si eres donostiarra y tienes entre 5 y 11 años, desde último curso de Educación Infantil hasta 5º curso de Primaria, puedes venir cuando quieras a cualquier Haurtxoko de la ciudad y es gratis. Simplemente debes rellenar una hoja de inscripción y entregarla en el Haurtxoko al que quieras ir. ¡Anímate!", invitan las autoridades municipales desde el departamento de Juventud.

El mensaje se repite en el caso de los centros y albergues dirigidos a jóvenes entre 12 y 17 años, es decir, a partir de 6º curso de Primaria.

Protección de datos

En el apartado de protección de datos, el Ayuntamiento de San Sebastián -en manos del PNV- aparece como responsable del tratamiento de la información que se facilita mediante los formularios. También se indica que la finalidad es gestionar los datos relativos a la participación de niñas y niños entre 5-11 años (Haurtxokos) y jóvenes entre 12-17 años (Gaztelekus) en espacios y actividades de tiempo libre.

"Los datos personales se conservarán de acuerdo con la normativa de archivo documental del Ayuntamiento de Donostia y, en su caso, según los plazos de prescripción de las posibles infracciones relacionadas con el tratamiento", aclaran.

La finalidad es "gestionar los datos relativos a la participación de niñas y niños entre 5-11 años y jóvenes entre 12-17 años en actividades de tiempo libre"

Las personas afectadas, añaden, tienen derecho a obtener confirmación sobre si el Ayuntamiento de San Sebastián está tratando sus datos personales; acceder a sus datos personales, así como a solicitar la rectificación de los datos inexactos o, en su caso, solicitar la supresión cuando, entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para las finalidades para las cuales fueron recabados.

También tienen derecho a la limitación del tratamiento de sus datos, en cuyo caso sólo serán conservados para el ejercicio o la defensa de reclamaciones y la oposición al tratamiento de estos. En este caso, el Ayuntamiento de San Sebastián dejará de tratarlos, salvo por motivos legítimos imperiosos, o el ejercicio o la defensa de posibles reclamaciones. Incluido el tratamiento de sus datos para decisiones individuales automatizadas

Eliminación de categoría 'sexo'

"El formulario del Ayuntamiento de Donostia es uno más entre muchos similares que están usando las Administraciones, universidades y organismos públicos. Bien se elimina la categoría 'sexo' y se sustituye por 'género' o bien se incluye –como en este caso- una casilla que junto a hombre y mujer (niña, niño) añade la categoría 'no binario'", indica la Alianza Contra el Borrado de las Mujeres, asociación que ha publicado un extenso análisis contra la Ley Trans promovida por la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Fuentes de la organización aseguran a Vozpópuli que "este tipo de formularios son un atentado a la recogida de datos objetivos y observables, los únicos válidos para elaborar estadísticas".

'No binario', dicen, es un término sin ningún reconocimiento jurídico, ni social ni científico

'No binario', dicen, es un término sin ningún reconocimiento jurídico, ni social ni científico. "Es la neolengua del generismo y solo busca afirmar la idea de que el sexo se puede elegir por un simple acto de voluntad", comentan en línea con el argumentario del núcleo feminista del PSOE.

Según la Alianza Contra el Borrado de las Mujeres, "pretender, como hace el Ayuntamiento de San Sebastian, que niñas y niños de entre 5 y 11 años se autodeclaren 'no binarios' busca normalizar entre la infancia y sus familias la existencia de menores que no se sienten ni niñas ni niños".

Desde la plataforma acusan al "generismo y sus propagandistas" de "fabricar menores 'trans' con una frivolidad intolerable". "Tenemos que recordar que esas autodeclaraciones presentadas como inocuas pueden conducir a los bloqueadores de la pubertad, luego a las hormonas y, finalmente, a las cirugías. Y que en el 85% de los casos, la incomodidad que algunas niñas y niños puedan sentir por su sexo desaparece por sí sola una vez superada la pubertad", sostienen.

Casilla 'no binario' en el DNI

Los argumentos de las feministas activistas tradicionales, muchas de ellas vinculadas al socialismo, chocan con los de organizaciones como los de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), la Fundación Triángulo y Chrysallis, asociación de Familias de Menores Trans.

Estas entidades no solo están de acuerdo con la inclusión de la tercera casilla para las personas "no binarias" en los formularios y documentos oficiales, sino que llevan meses reclamándola en el DNI.

No es la primera vez que los documentos oficiales de una institución apuestan por introducir este tipo de clasificaciones. Recientemente, el Parlamento catalán ofreció a los diputados del Parlament la posibilidad de elegir su "género" más allá del sexo biológico de "hombre" o "mujer", tal y como adelantó Vozpópuli. Por primera vez en la historia de la Cámara autonómica incorporó las opciones de "no binario" y también la de "no quiero responder".