La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha calificado este sábado de "absoluto error" y "falta de respeto" el cambio de criterio para el reparto de vacunas contra el coronavirus después de que la farmacéutica Pfizer haya reducido su entrega de dosis en Europa. Ante este hecho, el Gobierno central ha decidido primar a las comunidades que más estén vacunando. "Si fuera presidenta de Gobierno, iría a cualquier rincón de la Tierra para buscar todas las vacunas", ha aseverado la dirigente 'popular', reclamando la colaboración del Ejecutivo central en un asunto que depende de la Comisión Europea.

"Necesitamos la ayuda del Gobierno, no cambiar las reglas del juego a la mitad de partida y no mirar a las comunidades autónomas por colores políticos", ha recalcado Ayuso en unas declaraciones realizadas en el municipio madrileño de Villamanrique de Tajo, en el marco de una visita a varias localidades del sureste de la región para comprobar su estado tras la nevada de la borrasca 'Filomena'.

"Si cambian las reglas del juego a mitad de partida y Pfizer te dice que no te va a dar más, que van a tener durante unos días dificultades, esto afecta gravemente a Madrid", ha enfatizado Ayuso: "No sé qué más tiene que pasar en la Comunidad de Madrid, desde el punto de vista sanitario, para que no se nos ayude y en lugar de quedarnos de brazos cruzados habrá que ir a Europa o a donde sea".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este sábado en Villamanrique de Tajo.

"Yo desde luego lo haría, si fuera presidenta de Gobierno, iría a cualquier rincón de la tierra para buscar todas las vacunas y haría todas las gestiones para traer cuantas más, como están haciendo otros países", ha asegurado la presidenta madrileña, omitiendo que la compra de vacunas ha sido gestionada íntegramente por la Comisión Europea y es esta institución la encargada de repartir entre los estados miembros las dosis adquiridas a diversas farmacéuticas.

De hecho, Bruselas ha negado la posibilidad de hacer compras "paralelas" de vacunas., un dato omitido por Ayuso en su comparencia, en la que no ha hecho ningún ejercicio de autocrítica, tampoco con respecto a su intención de vacunar de noche, algo que no ocurrirá pese a la promesa de la presidenta.

Madrid tardaría cinco años en vacunar a toda su población

Ayuso ha insistido en que respeta "el trabajo que hace cada comunidad autónoma": "Cada una ha considerado hacer su vacunación de una manera". "Nuestra estrategia se basado en ir, sobre todo, primero a los más débiles, también ir a los sanitarios, pero guardando una segunda dosis", ha apuntado la presidenta, haciendo referencia a una estrategia de vacunación que, en el mejor de los casos, Madrid tardaría un lustro en completarse al ritmo al que comenzó. A la velocidad actual, aunque Madrid recibiera la mismas dosis, el plazo sería incluso superior a los cinco años, en sintonía con el conjunto de España.

Aunque no se produjeran retrasos en la entrega de dosis, Madrid tardaría cinco años o más en vacunar a toda su población al ritmo al que comenzó la campaña de inmunización

En ese sentido, Isabel Díaz Ayuso ha sacado pecho por la gestión de la Comunidad frente a la pandemia del coronavirus: "Madrid tiene su propia estrategia y funciona: no hacer confinamientos severos que están arruinando a tantas familias. Eso es lo fácil. Pasa por hacer muchos test, por comunicar a la población con mensajes de precaución. La Comunidad de Madrid no ha dejado de trabajar y me voy a dejar la vida por recuperarnos".