El hasta ahora ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana José Luis Ábalos decidirá esta semana si deja la Secretaría de Organización del PSOE, tras abandonar el Gobierno a petición suya, según informan a Europa Press fuentes de su entorno.

El todavía 'número tres' del PSOE es uno de los siete miembros del Gobierno que salen del Consejo de Ministros, en la amplia remodelación que ha acometido este sábado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dando un vuelvo total a la legislatura.

En su caso concreto, las fuentes consultadas explican que ha sido el propio Ábalos el que manifestó a Sánchez su deseo de salir del Gobierno. Tras dejar el Ministerio, ahora medita sobre si continuar o no como 'número tres' del partido. Tomará la decisión esta semana, según su entorno.

En el PSOE se daba por hecho que Ábalos seguiría al frente de la Secretaría de Organización tras el 40º Congreso Federal de octubre, que precisamente se celebrará en Valencia, tierra natal del ya exministro.

Ábalos ha agradecido este sábado a Sánchez la confianza al haberle nombrado ministro. "Haber servido a mi país como ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha sido un gran honor para mí. Toda mi gratitud al presidente Sánchez por la confianza y a mi equipo y al conjunto de los empleados del Ministerio por su trabajo y su compromiso", ha afirmado en un mensaje en Twitter.

El socialista valenciano ya formó parte del equipo inicial de Gobierno de Pedro Sánchez cuando éste accedió a la presidencia del Ejecutivo en 2018, y en 2020, conservó su Ministerio. Ahora será sustituido en Transportes por la alcaldesa de Gavá (Barcelona), Raquel Sánchez Jiménez.

Hombre de total confianza de Pedro Sánchez, Ábalos conformó el equipo negociador del PSOE que hizo posible el Gobierno de coalición con Unidas Podemos. Cabe recordar que fue el encargado de conducir las negociaciones con los grupos políticos para que prosperara la moción de censura contra Mariano Rajoy.

El ya ex ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana deja el Ministerio sin haber alcanzado un acuerdo con la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, para aprobar la nueva ley de vivienda, que lleva meses de retraso.

Como secretario de Organización del PSOE, estuvo directamente implicado en la operación frustrada de la moción de censura que el PSOE impulsó junto a Ciudadanos en Murcia para sacar al PP de la presidencia de esta comunidad; una operación que finalmente se fue al traste cuando tres diputados de Ciudadanos rompieron el acuerdo con el PSOE o apostaron por mantener al presidente 'popular' Fernando López Miras.