España

Enigma Conde: ¿quién ha pagado la fianza para la puesta en libertad del ex banquero?

El ex banquero abandonó este viernes la cárcel madrileña de Soto del Real tras abonar 300.000 euros en la cuenta del juzgado de Santiago Pedraz. El dinero ha sido aportado a la Audiencia mediante una trasferencia bancaria. 

El ex banquero Mario Conde.
El ex banquero Mario Conde. GTres

El ex banquero Mario Conde abandonó este viernes la prisión madrileña de Soto del Real tras pagar los 300.000 euros de fianza que le ha impuesto el titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de la Audiencia Nacional, el juez Santiago Pedraz, como condición indispensable para retomar la libertad. Sin embargo, la gran pregunta ahora es saber quién ha pagado ese dinero después de que el magistrado rechazara el primer aval presentado por Conde. Fuentes cercanas al ex presidente de Banesto aseguran a Vozpópuli que varias personas de su entorno han conseguido reunir dicha cuantía pero que "no ha sido fácil" debido a que la suma de dinero era "importante".

En el auto de libertad dictado por la juez de guardia en la Audiencia, la magistrada Carmen Lamela, se explicaba que la fianza había sido consignada por Argimiro Vázquez Guillén, uno de los procuradores más conocidos ya que trabaja con los grandes bufetes de la capital. Sin embargo, según ha podido saber este periódico, el procurador tan sólo ha sido un mero transmisor a la hora de consignar la fianza en el Juzgado de Pedraz. No obstante, pese a haber sido excarcelado, el imputado deberá cumplir varias medidas cautelares como presentarse ante el juzgado cuantas veces sea llamado, fijar su domicilio en España, del que no podrá ausentarse y que no podrá variar temporal o definitivamente sin autorización judicial. 

El pasado jueves el instructor de la operación Fénix, en consonancia con el criterio de la fiscal Anticorrupción, Elena Lorente, rechazó el aval hipotecario presentado por la defensa de Conde en el juzgado al entender que esos 300.000 euros deben ser abonados en metálico o con aval bancario pero en ningún caso a través de las escrituras de cuatro fincas en Corralejo (Fuerteventura). Dichas fincas, tasadas en 610.818 euros, son propiedad de los hermanos Jaime y José Ángel Alonso García, miembros de la Fundación Francisco Franco. El juez adoptó esta decisión, entre otras razones, porque las citadas fincas podrían estar directamente vinculadas al propio Mario Conde, un extremo que ha pedido investigar el Ministerio Público.

El ex banquero ha pasado 78 días como preso preventivo en la prisión madrileña de Soto del Real

Además, Anticorrupción se mostró tajante -en su escrito de oposición al aval hipotecario- al señalar que el expresidente de Banesto debe 10 millones de euros a la Agencia Tributaria en la actualidad y "ha impedido la ejecución de los comisos acordados en su día en la Sentencia que le condenó por el caso Banesto (Sentencia del Tribunal Supremo de 2002), realizando presuntas maniobras torticeras precisamente con varias de las fincas decomisadas". Asimismo, la fiscal Lorente daba a entender que la instrucción de esta investigación judicial va para largo: "no nos hallamos ante un procedimiento que vaya a concluir, ni de lejos, de modo inminente".

Conde, el líder de la "organización criminal"

El todopoderoso Mario Conde fue enviado a prisión incondicional el pasado 13 de abril por ser el líder de una presunta organización criminal a través de la que se 'lavaba' el dinero procedente de la quiebra de Banesto. La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) describe el 'modus operandi' del clan Conde como el propio de una "organización criminal" donde la intervención de "todos y cada uno" de los miembros resulta necesaria "para el perfeccionamiento del delito". Así lo explicaron los agentes en un informe que forma parte del sumario de la operación Fénix.

El Instituto Armado explicaba en el documento que esta operativa de presunto 'lavado' de dinero no habría sido posible sin la intervención de "todos y cada uno" de los miembros de la presunta organización criminal. En uno de los autos que forman parte de las actuaciones, el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, sostuvo que Mario Conde padre era el líder de la trama diseñada para blanquear capitales sustraídos de la entidad Banesto en los años 90. Justo debajo de él, se situaría su hija Alejandra Conde "quien coordinaría con éste la operativa desarrollada". Asimismo, su hijo Mario Conde Arroyo "habría sido utilizado por aquel –en referencia al ex banquero- para instrumentar la trama defraudatoria". El magistrado cree que si bien la hija se sitúa en "la codirección de la trama", su hermano "sirvió" a los intereses y beneficios de la organización.

Por otro lado, el juez de la Audiencia Nacional explicaba que el investigado Francisco de Asís Cuesta, "persona de máxima confianza" de Mario Conde desde su época en la entidad Banesto, "perdió peso" dentro del entramado presuntamente delictivo en los últimos meses pese a que fue administrador único de varias sociedades investigadas. En contraposición, el abogado titular del despacho De Vega y Asociados, Francisco Javier de la Vega, era una "pieza fundamental en todo el entramado empresarial; participando directa o indirectamente en los negocios jurídicos y económicos relacionados con la familia Conde".

Movimientos bancarios desde Emiratos Árabes

En este sentido, la Guardia Civil cree que la organización investigada "recibió cuantiosas divisas de sociedades extranjeras que tenían vinculaciones con territorios offshore". Las primeras alertas que recibieron los investigadores en España del posible delito de blanqueo de capitales se produjo por dos movimientos bancarios procedentes de Emiratos Árabes Unidos. Lo cierto es que la colaboración de este país con España ha sido clave para desmantelar la red de Conde, según sostienen las fuentes jurídicas consultadas. De hecho, Emiratos Árabes ha sido el único estado que, de momento, ha enviado vía comisión rogatoria datos de los Conde a la Audiencia Nacional. "La primera información que sugería que la citada organización criminal estaba recibiendo capital de procedencia ilícita es a raíz de dos trasferencias bancarias procedentes de Emiratos Árabes Unidos que tenían como destinatario a la sociedad Black Royal Oak S.L", recogió la Guardia Civil en uno de sus informes.

Los investigadores sitúan a Conde como el líder de una organización criminal a través de la que se cometieron delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales

Dicha mercantil es una de las tres empresas que constituirían el epicentro del blanqueo de capitales en España. Dicha sociedad estaba administrada por el yerno de Conde, Fernando Guash, aunque la mercantil estaba participada en su totalidad por los hijos de Mario Conde. Entre el 15 de abril del 2003 hasta el 07 de noviembre del 2014, Black Royal Oak recibió transferencias con presunto origen ilícito de las sociedades Higher Productions LTD, Matoral BV, Rupany Jelly Fish y Mayfield Business, según recogen las pesquisas.

Dos de esas transferencias bancarias, procedentes de la sucursal del HSBC de Emiratos Árabes Unidos, pusieron a los investigadores sobre la pista del blanqueo del dinero procedente de la quiebra de Banesto. Estos movimientos de dinero "se intentaron justificar mediante un contrato de compraventa de unas propiedades en la localidad de Alculdia, en las Islas Baleares". Sin embargo, en el informe la UCO explica que dichas transferencias fueron devueltas a la entidad ordenante -el banco HSBC implicado en un caso de blanqueo de capitales destapado por la lista Falciani- por dos bancos españoles "al considerar indicios/pruebas de blanqueo de capitales".

A raíz de estos movimientos sospechosos de fondos "se realizaron averiguaciones tendentes a comprobar si con anterioridad y posterioridad a las operaciones financieras fallidas, en la sociedad Black Royal Oak y otras mercantiles de su entorno se habían recibido fondos del exterior y cuyo origen podrían estar asociado a una actividad delictiva, dando como resultado que las sociedades Barnacla y Oleificio Español habían percibido más de ocho millones de euros de dudosa procedencia".  El final de la historia ya es conocida: el pasado 13 de abril Conde ingresó en prisión ocho años después de haberla abandonado por el saqueo de Banesto. Sin embargo, tras 78 días preso en Soto del Real, el ex banquero es de nuevo un hombre libre. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba