Sentencia 'procés' La Fiscalía se agarra a la violencia para hacer de la sedición un triunfo propio

El Tribunal Supremo ha desestimado la petición del ministerio público y ha acordado penas de hasta 13 años de prisión al coincidir con los argumentos de la Abogacía del Estado en el delito de sedición

La fiscal general del Estado María José Segarra
La fiscal general del Estado María José Segarra EFE

La Fiscalía General del Estado se ha mostrado satisfecha por el papel que ha desempeñado en el juicio del procés. La fiscal María José Segarra ha destacado el hecho de que los jueces declararan probados "unos hechos que coinciden con los de la Fiscalía". Aunque ha reconocido que la principal discrepancia es la tipicidad del delito, ha insistido en que "la sentencia reconoce la existencia de violencia" y que "el delito de sedición puede incluir los fines de la rebelión".

Segarra ha expuesto este lunes su valoración de la sentencia firmada por los siete magistrados del Tribunal Supremo que juzgaron la causa del procés. Lo ha hecho en su sede de Fortuny número 4, en Madrid, cuatro horas después de que se diera a conocer el fallo.

"La primera valoración de la sentencia es que el Tribunal Supremo declara probados unos hechos que coinciden, en lo sustancial, con nuestra acusación", ha señalado. En este sentido, Segarra ha insistido en que lo importante es que "la sentencia recoge la mayor parte de la exposición de hechos expuestos por los fiscales en el juicio oral".

La representante del ministerio público ha asegurado que vigilarán el cumplimiento de las penas de prisión, en relación a los permisos penitenciarios que puedan recibir los condenados. Y ha advertido de que presentarán los recursos necesarios en caso de que no esté de acuerdo con los regímenes que se impongan a los líderes catalanes.

Preguntada por la reactivación de la orden europea de detención contra el expresidente Carles Puigdemont, la fiscal ha evitado pronunciarse. "La sentencia es extensa y jurídicamente muy compleja. En este momento solo podemos hacer una primera valoración de la misma", ha dicho tras recordar que "esta causa empezó por una querella del Ministerio Fiscal". Fuentes jurídicas, sin embargo, han confirmado a Vozpópuli que el juez instructor Pablo Llarena ha activado una nueva euroorden contra el líder catalán.

Petición de rebelión

Tras cuatro meses de juicio, la Fiscalía mantuvo firme su hipótesis de la rebelión al presentar sus conclusiones definitivas al Supremo y sus peticiones de condena para los líderes independentistas. La mayor pena correspondió, como ya había adelantado en su escrito de acusación, al exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, para quien pidió 25 años de prisión por un delito de rebelión. 

En su escrito de 130 páginas, el Ministerio Fiscal mantuvo su solicitud inicial de penas para los otros ocho procesados por el mismo delito. Es decir, requirió 16 años de prisión por los delitos de rebelión y malversación para los exconsellers Jordi TurullJosep RullRaül Romeva y Dolors Bassa. Para Jordi SánchezJordi Cuixart y Carme Forcadell los cuatro fiscales pidieron 17 años de cárcel. Y en el caso de Carles MundóMeritxell Borrás y Santiago Vila la solicitud de pena se quedó en siete años. 

Este lunes, la Sala de lo Penal ha desestimado la petición de la Fiscalía y ha acordado penas de hasta 13 años de prisión para los líderes independentistas al coincidir con los argumentos de la Abogacía del Estado en el delito de sedición.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba