España

Puigdemont debuta con victimismo: "Estamos ahogados, humillados financieramente"

Puigdemont asume la presidencia de la Generalitat sin prometer fidelidad al Rey y a la Constitución.

El expresidente de la Generalitat, Artur Mas (i), impone la medalla representativa del cargo al nuevo presidente de la Generalitat, el independentista Carles Puigdemont.
El expresidente de la Generalitat, Artur Mas (i), impone la medalla representativa del cargo al nuevo presidente de la Generalitat, el independentista Carles Puigdemont. Efe

Ahogados, humillados y menospreciados. Estos son los calificativos que ha seleccionado el nuevo presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, para describir la situación por la que atraviesan en la actualidad los catalanes en la toma de posesión de su cargo como presidente 130 de la Generalitat de Cataluña. "Estamos ahogados, humillados financieramente", ha dicho. Y, a continuación, se ha comprometido a estabilizar, tranquilizar, explicar e implicarse más y a más gente. Así, ha apostado por un debate "con el máximo respeto y la máxima tranquilidad".

"Me siento deudor de la dignidad que recibo de todos los que me han precedido y, en especial de Artur Mas", ha agradecido Puigdemont

"Venimos de lejos, nos han pasado muchas cosas, pero no estamos cansados", ha arrancado en el marco del multitudianario acto que ha tenido lugar en el Salón Sant Jordi de la Generalitat. "Me siento deudor de la dignidad que recibo de todos los que me han precedido y, en especial de Artur Mas", ha agradecido. Como guiño las multiples metáforas marineras a las que el ya ex presidente del gobierno catalán ha recurrido a lo largo de sus cinco años de mandato, Puigdemont ha optado por parafrasear una "poema de amor" del poeta turco Nazim Hikmet: "Lo más bonito del mar es lo que no hemos navegado". "Esto es lo que representa el viaje que emprendemos a partir de ahora", le ha dicho al dirigente saliente.

Puigdemont ha prometido el cargo con "fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representada por el Parlament", pero ha obviado la Constitución y al Rey, tal como había costumbre de hacer hasta ahora. En la toma de posesión en el Palau de la Generalitat, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha evitado citar al Rey y a la Constitución y ha preguntado a Puigdemont: "¿Promete cumplir lealmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat con fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament?", a lo que Puigdemont ha respondido afirmativamente.

La despedida 'marinera' de Mas

Tras agradecer de forma "breve, pero muy sentida" la confianza depositada en él a todas las personas que le han ayudado a gobernar en unos momentos "decisivos, pero también muy apasionantes", Artur Mas ha reconocido que cuando uno llega a ocupar una posición como como la presidencia de un Gobierno o de un país a veces "este tipo de tareas no son muy agradecidas". Sin embargo, ha continuado, "yo sí agradezco los servicios prestados a todos". De esta forma Mas ha hecho alusión al decreto de cese publicado este martes por el Boletín Oficial del Estado (BOE) y firmado por el rey, en el que, en contra de lo que es habitual, no se le agradecen los servicios prestados, unas palabras que ha hecho estallar en plausos a los asistentes a la ceremonia. 

El ex presidente del gobierno catalán ha recordado que llegó a la Generalitat cruzando la plaza Sant Jaume con la vocación "honesta y sincera" de servir a Cataluña y ha afirmado que deja el mismo cargo con "tranquilidad de espíritu" y con la convicción de "haber servido a un país como Cataluña".

Cabeza fría, corazón caliente, puño firme y pies en el suelo es el lema al que Artur Mas ha recurrido en los "momentos difíciles" durante su mandato

Como es habitual en sus intervenciones, Mas ha echado mano del lenguaje marinero, "no sería yo si no lo hiciera", ha bromeado. "Hace cinco años cuando llegue a esta casa había un fotógrafo que quería reproducir la imagen en la que yo colgaba una rueda de timón en el despacho", ha rememorado. A petición del mismo profesional, ha contado, Mas la ha descolgado este martes. "En esta rueda había un lema y cada vez que tenía  momentos dificiles, que han sido muchos, lo leía", ha señalado. Cabeza fría, corazón caliente, puño firme y pies en el suelo, reza el mencionado lema.

El acto en el que Puigdemont ha jurado su cargo como presidente de la Generalitat sin prometer fidelida al Rey y la Constitución ha finalizado con la interpretación de Els Segadors, himno de Cataluñapor la Coral Joventut Tianencay, después, con el brindis con cava del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el saliente, Artur Mas.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba