El Liberal - Política

El independentismo se refuerza y podría superar por primera vez al constitucionalismo en unas generales

ERC liderará al bloque separatista en el Congreso, según los sondeos publicados estas últimas semanas, mientras JxCat trata de no perder más de dos escaños en las próximas elecciones del 10-N

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, en el acto por el aniversario del fusilamiento de Lluís Companys.
El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, en el acto por el aniversario del fusilamiento de Lluís Companys. Europa Press

Las encuestas realizadas hasta ahora arrojan una posible victoria del independentismo por primera vez en unas elecciones generales. ERC alcanzaría entre los 14 y 15 diputados, manteniendo su representación respecto al 28-A. Un desfondado JxCat bajaría a entre los 4 y 6 diputados, mientras que la CUP tendría entre 2 y 5 diputados, según los sondeos consultados por El Liberal. 

La suma de este bloque se situaría entre los 21 y 28 escaños, según la media de sondeos, de los 48 que se reparten en Cataluña. La concurrencia de la CUP daría alas al independentismo y por primera vez obtendría un mejor resultado que el constitucionalismo. El bloque defiende la autodeterminación y la amnistía, así como la apertura de un diálogo, a excepción de la CUP, que viene a romper el sistema desde dentro. La mayoría de sondeos da representación a los radicales e independentistas de la CUP. La violencia ha dado alas a la formación que se presenta por primera vez en unos comicios al Congreso. 

El sondeo de octubre de Gesop otorga hasta cuatro diputados a los herederos de Front Republicà, conformado por Poble Lliure y Piratas, que obtuvo apenas 113.000 votos hace medio año, quedándose sin representación. La izquierda más extrema e independentista está liderada por Mireia Vehí, que tratará no solo de quitar apoyos en las urnas a ERC y JxCat, sino también a En Comú Podem, la marca catalana de Unidas Podemos.

ERC tendría la hegemonía en Cataluña

La lucha en el bloque independentista es fratricida ya que incluso, según esta encuesta, la CUP obtendría cerca del 24% de los de ERC y JxCat, conjuntamente, mientras perdería sufragios por parte del núcleo más duro, Endavant, que se ha comprometido a boicotear las elecciones, sin concretar fórmula alguna. Los cuerpos policiales están en alerta por este motivo.

ERC, por su parte, mantiene su hegemonía en todas las encuestas realizadas en las últimas semanas. Los de Oriol Junqueras y Gabriel Rufián obtendrían entre 14 y 17 escaños, frente a los 15 asientos obtenidos el pasado 28-A. Los republicanos e independentistas serían junto a la CUP los grandes beneficiados de las protestas tras la sentencia. ERC ha tenido un perfil moderado durante estas últimas semanas y ha tratadoe apartarse de la radicalidad. Sus líderes, como Rufián y Joan Tardà, son insultados e increpados en las manifestaciones separatistas y en redes sociales. El descalificativo más repetido es "botifler", traidor a la patria catalana, uno de los peores insultos a un independentista.

JxCat, perdedor en el bloque independentista

El partido peor parado dentro de este bloque es JxCat. Parte de siete diputados registrados el pasado 28-A y se queda ahora entre 4 y 7. El catalanismo moderado abandona la estrategia de la confrontación de Carles Puigdemont y Quim Torra, en favor de ERC, mientras los más radicales de la formación se sumarían a la CUP. El espacio catalanista sigue estando vacío, sin opciones de ser representado, aunque hay sondeos que muestran el mismo resultado que el 28-A, la mayoría de ellos apunta a un peor resultado en estos comicios. Laura Borràs es quien llevará al Congreso la voz del fugado de la justicia Puigdemont.

En el bloque constitucionalista, por su parte, la caída de Ciudadanos y el mantenimiento de PP y PSC, dejaría a estos catalanes con una representación inferior, evidenciando una desmovilización tras la sentencia y pese a la violencia extrema mostrada en Cataluña durante las últimas semanas. La principal cuestión se centra en las propuestas para controlar la situación en Cataluña. Las posiciones más duras, Vox, PPC y Ciudadanos, se muestran favorables una intervención de la autonomía, con una nueva aplicación del 155 con el control de Mossos y TV3, e incluso el 116, el Estado de excepción.

El PSC mantiene el pulso con ERC

El PSC, por su parte, obtendría la misma representación que tiene ahora ERC. 15 diputados, manteniendo así el pulso con los de Oriol Junqueras. Meritxell Batet es el principal activo en esta campaña, donde problemas médicos la han apartado de la misma. En su lugar, Sánchez y Miquel Iceta están tomando el relevo para continuar la tarea.

La irrupción en los comicios de Más País no tendría efecto alguno en En Comú-Podem, que se quedaría entre los 8 y 9 escaños, una mejora respecto a los siete del 28-A. Barcelona sería el principal núcleo de esta formación, aunque sacaría también un escaño por Tarragona.

Ciudadanos trata de contener la caída

Vox y PPC, según los sondeos, estarían de nuevo en la cuerda floja, entre cero y un escaño en Cataluña. Cayetana Álvarez de Toledo podría ir acompañada de María de los Llanos de Luna en el Congreso. En el PPC se muestran optimistas con estas elecciones. "El riesgo de desaparecer ya no existe", apuntan.

Los de Ignacio Garriga obtuvieron representación el 28-A y la formación ha arrancado la campaña con un gran mitin en Hospitalet, tras el veto de Ada Colau de permitirlo hacer en Barcelona.

También Ciudadanos podría jugarse hasta la mitad de los diputados obtenidos el 28-A, con una caída hasta los 2-4 diputados en Cataluña, dejando fuera a pesos pesados, como José María Espejo. El resultado seguiría la misma tendencia que en el resto de España, donde las encuestas pronostican un fuerte rejón, de los 57 a los 27 escaños.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba