El Liberal - Política

La acusación popular contra los CDR acusados de terrorismo se queda sin dinero

La ACVOT se encuentra en una situación límite y no tiene ni para sufragar los costes de la fianza judicial para acceder al proceso contra los nueve detenidos en la 'operación Judas'

Agentes de la Guardia Civil con uno de los detenidos en la operación Judas
Agentes de la Guardia Civil con uno de los detenidos en la operación Judas EFE

"No tenemos ni un duro". Así se resume la situación económica que atraviesa la Asociación Catalana de Víctimas del Terrorismo (ACVOT), representante único de las acusaciones particulares contra los miembros de los CDR acusados de terrorismo y detenidos por Guardia Civil el pasado 23-S.

La asociación atraviesa una grave "precariedad económica", según han asegurado fuentes conocedoras de la situación a El Liberal, y corroborada por José Vargas, presidente de la ACVOT. "Estamos sin subvenciones en Cataluña por no llevar el lazo amarillo ni posicionarnos a favor del procés", ha asegurado Vargas en declaraciones a este medio. "Tampoco hemos recibido ayudas de otras asociaciones ya asentadas", ha lamentado, enumerando únicamente una excepción. Dignidad y Justicia, dirigida por Daniel Portero, "sí se prestó a ayudarles desde el primer minuto". Ante esta precariedad, la ACVOT ha pedido "ayuda económica urgente", que se puede realizar a través de este enlace.

Pese a esta situación, se mostraron a favor de presentarse como acusación popular en uno de los juicios más sonados de este año, tan solo por detrás de la causa del 1-O. El mismo día 23 de septiembre y tras tener conocimiento de la operación Judasrealizaron el escrito para personarse en la causa, antes de que lo hicieran la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y Vox. La ACVOT pidió al juez ejercer la representación jurídica de todas las asociaciones personadas, pero la Audiencia Nacional había fijado la fianza en 8.000 euros, un montante astronómico ante la precaria situación económica que atraviesa la asociación.

La Audiencia rebaja la fianza

Posteriormente y habida cuenta de la gravedad económica, el juez rebaja la fianza a 2.000 euros y finalmente la fija en 1.500 euros. Aún así, el montante seguía siendo muy elevado. "En tesorería, cero euros", señalan las fuentes consultadas. Finalmente, la Fundación España Responde depositó in extremis el dinero en la Audiencia Nacional.

Ante esta situación, Fundación España Responde, motivada por la "responsabilidad", se puso en contacto con la ACVOT para sufragar no solo el montante de la fianza sino también los gastos que conlleve el juicio, incluidos procuradores y abogados. 

Un conocido abogado trabaja sin cobrar

La fundación dirigida por José Manuel Opazo no tendrá que sufragar la minuta del abogado José María Fuster Fabra, quien "jamás" ha cobrado un solo euro por defender a una víctima del terrorismo. "La ACVOT no recibe subvenciones porque no quiso subirse al carro del procés", ha explicado el conocido letrado.

"Me he tenido que pagar de mi bolsillo en este proceso cerca de 2.000 euros", ha afirmado. "Tan solo percibo honorarios por el transporte y el alojamiento", ha señalado, pero aún así "llevo el caso de forma gratuita, como he hecho siempre en este tipo de causas".

"No tengo más lujos que ver al Español y fumar un puro", ha respondido sobre si la situación pudiera perjudicarle económicamente. "No tengo lujos caros", ha insistido, y ha señalado que incluso tendrá que incrementar los gastos iniciales según avance el juicio.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba