El coordinador nacional de ERC y todavía vicepresidente de la Generalitat, Pere  Aragonés, ha descartado este sábado, durante la celebración del congreso del partido en Barcelona, la posibilidad de alcanzar algún tipo de acuerdo con el PSC para gobernar la Generalitat tras las elecciones que el presidente Quim Torra convocará una vez que sean aprobados los presupuestos autonómicos. "No tenemos nada que pactar después de las próximas elecciones", ha dicho Aragonés en referencia a los socialistas, "dejémoslo claro, ERC es honesta y ERC tiene palabra".

Aragonés ha explicado el rechazo de los republicanos a los socialistas catalanes porque "hay partidos que se autoexcluyen de los grandes consensos". Refiriéndose al PSC como "el nuevo partido conservador", el coordinador nacional de ERC ha asegurado que los socialistas catalanes "se autoexcluyen del consenso de los presupuestos, de los consensos que sirven para avanzar". Y ha recriminado al grupo liderado por Miquel Iceta que el martes pasado no acudiera al Parlament a "ver a los presos políticos" que comparecieron ante la comisión del 155. "Con aquellos que rechazan el derecho a la autodeterminación", ha añadido, "no tenemos nada que pactar". 

Lo cierto es que las encuestas llevan meses arrojando resultados favorables tanto a ERC como al PSC para, con el apoyo de En Comú-Podem, formar una alianza al frente de la Generalitat. Son muchos los que, al parecer, desean un nuevo tripartito en Cataluña y la cooperación establecida en el Gobierno central entre PSOE y Unidas Podemos con el hipotético apoyo de ERC les ha dado alas. La última encuesta conocida, elaborada por Electomanía, otorga a los republicanos 31 escaños en el Parlament, mientras que los socialistas catalanes se harían con 26. La mayoría absoluta precisa de 68 diputados y ahí entrarían en juego los 10 hipotéticos diputados de los comunes. Necesitarían aún un escaño más para la absoluta. Pero estarían más cerca de la misma que si sumaran otra vez ERC y JxCat, que se quedarían en 61 escaños, según el sondeo de Electomanía. Un nuevo gobierno de corte independentista quedaría así en manos de la CUP, que  obtendría 10 escaños, a tenor de la encuesta.

Forzar al Estado 

El líder de ERC, por otro lado, ha subrayado que el partido trabajará por lograr la independencia de Cataluña. Algo que "se consigue avanzando". Y ha puesto como ejemplo de ese avance el "seguir forzando al Estado", a través de la mesa de negociación pactada con el PSOE, "al reconocimiento del conflicto político". "Que vean que Cataluña quiere ser un Estado independiente", ha abundado, "porque la independencia es la mejor herramienta para construir un futuro de dignidad para nuestros hijos".

 La secretaria general de ERC, Marta Rovira.

Durante el congreso, que ha elegido al periodista Gerard Gómez como líder del partido en Barcelona, ha intervenido también la secretaria general de ERC, Marta Rovira. Lo ha hecho por videoconferencia desde Suiza, lugar en el que reside tras fugarse de la Justicia española. Rovira ha apelado a los "consensos" como forma de acercar Cataluña a la independencia y en referencia a JxCat. "Solo generando consensos", ha asegurado, "hemos hecho estos pasos contundentes e irreversibles hacia nuestro objetivo".