ERC ha abierto un expediente disciplinario al exconseller de Acción Exterior de la Generalitat Alfred Bosch y a su exjefe de gabinete Carles Garcias por los casos de presunto acoso sexual en la Conselleria protagonizados por éste último y que acabaron provocando la dimisión de Bosch, han explicado fuentes del partido a Europa Press.

Según publica el diario Ara, la Ejecutiva Nacional de ERC cerró el lunes el proceso de investigación de estos hechos, que desveló el propio periódico en marzo, y aprobó las conclusiones del informe.

Las fuentes ya citadas aseguran que la investigación "acredita de manera inequívoca y reiterada conductas que vulneran el código ético y de conducta del partido", y por eso abre un expediente disciplinario tanto a Garcias -ya está suspendido cautelarmente de militancia- como a Bosch, que podría conllevar su expulsión del partido.

Asesoramiento de personas expertas 

Tras haber investigado los hechos, la dirección de ERC ha reiterado sus disculpas a las personas afectadas y les ha ofrecido "todo el apoyo y acompañamiento que puedan necesitar".

Asimismo, ha acordado buscar el asesoramiento de personas expertas ajenas al partido "para revisar el protocolo y hacerlo más eficaz para evitar situaciones similares en el futuro", y reforzará la formación de cargos y trabajadores del partido en prevención del acoso.

El 9 de marzo, el diario Ara desveló que Garcias había sido cesado en enero por casos de presunto acoso sexual, pese a que en un principio y cuando se lo pidió ERC, Bosch fue reticente a hacerlo y planteó reubicarlo en otro cargo de la Generalitat.

Esta gestión del entonces conseller de Acción Exterior sobre este caso fue muy polémica y acabó conllevando su dimisión ese mismo día en una rueda de prensa, y fue sustituido unas semanas más tarde y ya en plena crisis del coronavirus por Bernat Solé.