Durante los días más duros del confinamiento causado por la pandemia del coronavirus se duplicó la venta de dispositivos para ampliar la cobertura de Internet en los hogares. La conectividad que brinda el acceso a Internet fue sometida a una presión desconocida hasta la fecha. A través de nuestras conexiones trabajamos, estudiamos, vimos series, realizamos videoconferencias...

En casa suele haber siempre un punto oscuro; no es que no llegue Internet, pero en ocasiones llega con dificultad, no va como debería. Es algo que se puede solucionar mediante la instalación de repetidores Wifi o de equipos que trasladen la fuerza de Internet de una habitación a otra a través de los enchufes eléctricos. Es la denominada tecnología PLC (Power Line Communications).

De esta forma, la firma Devolo, que se dedica a la comercialización de esta tecnología, detectó un incremento en las compras de este tipo de dispositivos del 100% respecto a las cifras obtenidas durante el periodo 'normal', entendiendo por 'normal' cualquiera fuera del estado de alarma y el confinamiento por la covid-19. La compañía augura que esta tendencia se mantendrá en el tiempo.

El volumen de MB movidos sobre las redes de telecomunicaciones españolas (Telefónica, Orange, Vodafone, MásMóvil...) se incrementó en un 40% respecto a las semanas anteriores a la pandemia

"Nuestras ventas se han incrementado un 100% durante el confinamiento; y creemos que esta tendencia continuará. Ahora las personas ven lo importante que es un buen Wifi para la oficina, la educación y el entretenimiento en el hogar”, explica Guillermo Marín, country manager de Devolo en España

La necesidad de disponer de una conectividad uniforme en cualquier lugar del hogar está detrás de esta tónica. Se perseguía tener una conexión estable en cualquier lugar, en un momento en el que en muchos hogares había varias personas conviviendo las 24 horas del día y en muchos casos en lugares diferentes de la vivienda.

Los operadores ratifican esta aseveración con los datos de tráfico registrados. El volumen de MB movidos sobre las redes de telecomunicaciones españolas (Telefónica, Orange, Vodafone, MásMóvil...) se incrementó en un 40% respecto a las semanas anteriores a la pandemia.

Más portátiles e impresoras

La consultora GFK también detectó un incremento en la demanda de ordenadores portátiles y de impresoras durante los primeros días de la pandemia. En el primer caso el aumento fue del 200%, mientras que el el de las impresoras el porcentaje se fijó en el 18,2%. encima del +200% en la demanda de ordenadores portátiles, o del +18,2% en impresoras”.

A medida que fueron pasando los días el interés decreció, a pesar de que el aumento respecto al mismo periodo del año anterior siguió siendo muy significativo. En el caso de los portátiles se mantuvo en el 100% de crecimiento, mientras que en el caso de las impresoras el aumento respecto a la misma semana del año anterior fue del 47%.