Mayo tampoco ha sido el mes de la recuperación de la venta de coches en nuestro país. El mercado sigue a la baja en cifras preocupantes y pendientes de un segundo semestre del año en el que se confía que se produzca un tirón en la demanda que amortigüe a final de año una caída a día de hoy más acusada de la prevista a principios de este ejercicio todavía marcado por las consecuencias de la pandemia del coronavirus.

Así, el pasado mayo se matricularon en España 95.375 turismos, lo que supone una subida del 177,7% respecto al mismo mes del pasado año cuando los concesionarios reabrieron parcialmente tras el confinamiento, pero un descenso de casi el 30% respecto al mismo mes de 2019 y que supone una cifra similar a la de mayo de hace seis años.

En lo que va de año, las matriculaciones de turismos suman 361.200 unidades, un 40% más que 2020, pero un 48% por debajo de las de 2019, unos datos que nos retrotrae a los registros de 2014 cuando en los cinco primeros meses del años se vendieron un total de casi 368.000 unidades, lo que muestra la debilidad del mercado en estos momentos y la gravedad de la situación para el sector.

Las matriculaciones descienden en comparación de 2019 en los tres canales. Los particulares han adquirido 33.611 turismos en mayo, con una bajada del 33,3% sobre hace dos años. Mejor comportamiento han registrado empresas, con 30.666 ventas y una caída del 21,6%, y las alquiladores han adquirido 31.098 coches en el mes, un 24,1% menos que en mayo de 2019.

En el acumulado de 2021, las particulares han comprado 140.288 turismos, un 52,5% menos en comparación de 2019; las empresas adquirieron 134.999 coches, un 37,2%  menos que en 2019 y las alquiladoras 94.913 turismos, un 53,4% por debajo del mismo periodo de hace dos año.

“La incertidumbre lógica derivada de la pandemia y sus efectos sobre la economía de los hogares está ralentizando el mercado, poniendo en apuros a muchos comerciantes de las redes oficiales”, señalan desde la asociación nacional de vendedores de automóviles. Esta patronal calcula que podría haber una demanda embalsada de unos 100.000 coches a la espera de mejores perspectivas. Confían en Junio como revulsivo, un mes esencial en las ventas y este año con la pretensión de muchas familias de viajar en verano podría ser el que marcara un empujón a las ventas si el Gobierno planteara un plan de ayudas a los coches de combustión más ambicioso, pues suman el 82% de las compras.

Un 58% más de eléctricos que en 2019

Lo que sí sigue al alza son las matriculaciones de vehículos eléctricos puros de todo tipo (turismos, motocicletas y comerciales), que acumulan una subida del 58% frente al último dato prepandemia, con un total de 12.106 unidades vendidas. Durante el pasado mes, el mercado de la movilidad eléctrica registró un total de 3.116 unidades matriculadas, lo que supone doblar las cifras de mayo de 2019, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (GANVAM).

En un análisis por tipo de vehículos, las matriculaciones de turismos eléctricos puros cerraron el mes de mayo con un aumento del 385% comparada con el mismo mes del año anterior y un total de 1.788 unidades. Comparado con mayo de 2019, aunque los crecimientos se moderan, las ventas se sitúan un 99% por encima. De esta forma, los vehículos eléctricos representan el 1,9% de las matriculaciones totales de turismos, que con 95.403 unidades, crecieron un 177% con respecto a mayo del año pasado, pero un 24% por debajo de último dato prepandemia.

En cuanto a los modelos más vendidos, con 218 unidades el Tesla Model 3 se situó como el coche eléctrico más popular entre los españoles. En la segunda posición se colocó el Renault Zoe, con 118 unidades matriculadas y cerrando el podio el Seat Mii Electric, tras matricular 111 unidades

Por su parte, durante el pasado mes los híbridos enchufables, que sumaron ya el 14% de las matriculaciones totales de turismos, registraron un incremento del 496%, hasta alcanzar las 4.461 unidades que, comparándolo con las 669 unidades de mayo de 2019, se queda en un aumento del 566%. En lo que va de año, acumulan un total de 14.680 unidades, lo que supone un 256% más que el mismo periodo del año anterior y un 377% más comparado con el último periodo prepandemia. Por otro lado, las furgonetas eléctricas experimentaron una subida del 226% durante el pasado mes de mayo, con un total de 212 unidades matriculadas, pero un 11% por debajo de los datos de 2019.

Unos registros de ventas en lo que a eléctricos se refiere que llega gracias sobre todo al nuevo Plan Moves que contempla ayudas de hasta 7.000 euros para la compra de turismos y de hasta 9.000 euros para la compra de furgonetas eléctricas, lo que ha supuesto un impulso a la electrificación de las flotas corporativas y de reparto. Hay que tener en cuenta que tras la aprobación de la Ley de Cambio Climático al menos 149 municipios de más de 50.000 habitantes tendrán la obligación de desarrollar su plan de zona de bajas emisiones en las que el vehículo eléctrico está llamado a tener un papel estratégico.

Con respecto al mercado de motocicletas, los ciclomotores eléctricos crecieron en mayo un 254%, hasta situarse en las 340 unidades. Las motocicletas cero emisiones, por el contrario, registraron un descenso del 62% durante el pasado mes, con un total de 618 unidades. Respecto a mayo de 2019, la perspectiva muestra unos incrementos del 50% y del 808%, respectivamente, demostrando que el mercado de las dos ruedas es uno de los catalizadores hacia la electromovilidad, especialmente, por las iniciativas de sharing.