Tesla ha sido la marca que más ha avanzado en la venta de coches por Internet, una marca que ha mostrado el camino al resto del sector, aunque llegó a ello casi por casualidad, toda vez que su intención era abrir concesionarios propios para su distribución. Pero las peculiaridades de la legislación norteamericana, que no permite a una marca ser dueña de un concesionario, obligó a la empresa californiana a modificar sus planes. Tan restrictiva es la ley al otro lado del Atlántico que aunque el cliente rellenaba la solicitud en un cuestionario online para luego recoger tan sólo el coche en el concesionario, la legislación lo prohibía.

Así, tras diversas denuncias por ello en EEUU y la prohibición de abrir concesionarios propios en más de un estado, Tesla se decidió finalmente por instaurar como modelo de negocio la venta online, llevando esa misma política a otros mercados como el español, aunque aquí sí pueden tener concesionarios propios. Y aun así, con apenas cinco centros en España, un mínimo servicio posventa –según la marca hasta un 90% de los problemas se puede diagnosticar de forma remota– y unos precios muy por encima de la media, ha sabido situarse entre las marcas líderes de nuestro mercado. Y de hecho, su Model 3 lidera las matriculaciones de eléctricos en los cuatro primeros meses del año en el mercado español.

Y todo ello sin que el cliente se haya podido sentar a sus mandos antes de adquirirlo, una confianza casi ciega en una marca que opera de manera muy diferente al resto y que, sin embargo, le funciona, algo que algunos de sus rivales como Genesis, la marca Premium de Hyundai, o Volvo, en su nueva gama 100% eléctrica, tienen previsto replicar.

El caso del Tesla Model 3

Pero con el caso del Model 3 en España es innegable que el modelo está cambiando de manera muy rápida, una mínima presencia de concesionarios físicos y por ello de stock que permite a la marca adaptar sus precios con enorme rapidez. Así lo ha hecho con el más pequeño de sus modelos, al que ante la puesta en marcha del Plan Moves 3 de ayudas a la compra de eléctricos ha rebajado el precio en casi 4.000 euros para poder optar a las ayudas de hasta 7.000 euros que puede llegar a tener.

Y es que en caso de optar a esta máxima cuantía de ayudas, está disponible desde menos de 40.000 euros, un precio a tener en cuenta por cuanta se trata de una berlina de casi 4,7 metros de longitud, muy espacioso y con 542 litros de capacidad de carga en sus dos maleteros y la más avanzada tecnología.

Modelo a seguir

Y aunque su modelo de negocio apuesta abiertamente por la venta online, la marca acaba de poner en marcha dos nuevos centros de distribución en España, ambos en Andalucía, en las ciudades de Sevilla y de Málaga, según ha informado la empresa. Tras las aperturas de Madrid-Sur y de Valencia a finales del año pasado, Tesla sigue expandiéndose en el mercado nacional con dos nuevos emplazamientos en el sur de España. El de Sevilla ya operativo y el de Málaga a partir del próximo mes de junio.

Los buenos resultados que le está dando a Tesla este modelo de negocio basado en su plataforma digital y sus pocos centros de negocio apunta a que se va a ir extendiendo entre otros fabricantes, sobre todo en lo que al desarrollo de su gama eléctrica se refiere. Así, Genesis, la marca de lujo de Hyundai, desembarcará en Europa este verano y venderá sus coches sin utilizar concesionarios. Una nueva marca Premium que se extenderá en el mercado europeo de forma paulatina. Inicialmente llegará a Reino Unido, Alemania y Suiza este verano y posteriormente irá aumentando su presencia a más países europeos, entre los que estará España. Entre su oferta no faltará una versión eléctrica del Genesis G80, que será el primer modelo de la marca totalmente eléctrico en llegar a Europa.

Genesis propondrá a sus clientes un proceso de venta similar al de Tesla, en el que la configuración y la compra se hará de forma online mientras que las entregas se realizarán en el domicilio del comprador. El objetivo, según la marca, es eliminar la necesidad de visitar a un distribuidor para siempre.