Las vacaciones arrancan en un contexto marcado por los rebrotes de covid-19 y la recuperación de las restricciones en determinados puntos. Las ganas de viajar continúan, pero no todos los turistas españoles veranearán como lo hacían habitualmente. De hecho, las solicitudes de créditos para viajar se han reducido en las últimas semanas, alejándose de los niveles precrisis.

En concreto, en junio se solicitaron préstamos para costear las vacaciones de verano por valor de 9 millones de euros, frente a los 17 millones requeridos en el mismo mes de 2019, según datos de la plataforma de crédito online Younited. Es decir, la mitad que antes de la pandemia.

La fintech había percibido una importante recuperación en la solicitud de créditos con este motivo durante el mes de mayo y principios de junio, con cerca de un 70% de las peticiones de turistas recibidas en el mismo periodo de 2019.

Los brotes frenan a los turistas

Sin embargo, esta tendencia se frenó durante las últimas semanas de junio, con los nuevos brotes de covid-19 y el incremento de casos de fondo. Pablo Ripol, CMO de Younited, explica a Vozpópuli que "justo en las últimas dos semanas de junio se ha experimentado una caída clara en las solicitudes, dejando atrás la importante recuperación que se venía experimentando respecto a 2019".

En la semana del 7 de junio, el importe solicitado a las entidades financieras para viajar alcanzaba el 68% del dato registrado en la misma semana de 2019. "Solo nos faltaba un 30% para alcanzar el volumen precrisis y, de haber seguido en la misma línea, en agosto se podrían haber alcanzado los niveles de 2019", comenta Ripol.

Sin embargo, una semana después (la del 14 de junio) las peticiones de turistas cayeron hasta el 50% del volumen registrado en la misma semana del año previo a la pandemia.

"Es una caída clara y no creemos que sea un episodio de volatilidad, puesto que esa semana coincidieron varias malas noticias de brotes en Baleares, incremento de casos, etc. Los niveles se mantuvieron en el 50% en la última semana de junio. Creo que la gente esta volviendo a prever la posibilidad de que se restrinjan los viajes y por eso las solicitudes están bajando", explica el directivo de Younited.

Más demanda entre los jóvenes

Desde la citada empresa financiera explican que los clientes son cada vez más jóvenes, pues éstos "están desesperados por hacer turismo", frente a la gente mayor, "que todavía tiene un poco de miedo a viajar". Además, apuntan que otro de los motivos por los que se piden menos préstamos puede ser que "en un contexto de crisis económica, la gente recorta en turismo".

"En 2019 y primera mitad de 2020, la edad media de los solicitantes era de 42 años. En la segunda mitad de 2020, la media bajó a los 40 años. Y en la primera mitad de 2021 la tendencia sigue a la baja, con turistas por debajo de los 40 años. En marzo, por ejemplo, la edad media era de 38. Claramente la población joven está viajando más y la mayor se está reteniendo un poco por el miedo a coger el virus", comenta Ripol.

Younited también ha percibido una bajada en los importes solicitados, aunque en ese caso matizan que sí puede existir cierta volatilidad. "No creo que haya más ahorro después del confinamiento sino que, en época de crisis, la gente tiene miedo a pedir grandes importes en préstamos", comenta. En concreto, los españoles piden unos 1.500 euros de media para financiar sus vacaciones.