El presidente de BBVA, Carlos Torres, ha advertido de que los fondos 'Next Generation EU' tendrán un impacto limitado en la economía del país en 2021, aunque ha destacado que ayudarán para salir reforzado. Así lo ha subrayado durante su intervención en la Junta General de Accionistas de la entidad, que se ha realizado de manera telemática este martes.

"La iniciativa privada será fundamental para lograr un efecto multiplicador de estos fondos. Y en
particular, los bancos podemos aprovechar nuestra capilaridad, proporcionar asesoramiento,
analizar los proyectos, canalizarlos y, en el camino, amplificarlos con financiación", ha recalcado.

Torres ha puesto de manifiesto durante su presentación los principales retos a los que se enfrenta el banco, ligados a la digitalización y, sobre todo, al cambio climático. En este sentido, ha recordado que desde 2020 BBVA es neutro en emisiones directas, y ahora ha anunciado su compromiso de serlo también en las indirectas en 2050, “teniendo en cuenta el impacto en emisiones que tienen nuestros clientes”.

Durante la primera parte de su discurso, el presidente ha repasado la estrategia de BBVA ante la pandemia y ha señalado que espera “un rebote importante, fundamentalmente en la segunda mitad del año”.

La venta de Estados Unidos

El presidente de BBVA, Carlos Torres, confía en que la decisión de vender el negocio de Estados Unidos le permitirá colocarse en una posición de fortaleza "excepcional" y le proporcionará una enorme opcionalidad estratégica, pudiendo usar el capital adicional en crecer de forma rentable y afrontar el recorte de costes.

"Con ello, podremos ser más eficientes en los mercados en los que operamos, fortaleciendo nuestra posición de liderazgo", ha indicado Torres. En este sentido, ha calificado la transacción de "histórica", asegurando que ha conseguido aflorar valor para sus accionistas gracias a los múltiplos tan "atractivos" logrados. Así, considera además que podrá incrementar la remuneración a sus accionistas, incluyendo pagos extraordinarias.