BBVA Research ha advertido este jueves al Gobierno de que con las medidas aprobadas hasta la fecha de aumento del gasto público, el déficit público del año 2021 bajará como mucho 2 puntos y medio, hasta el 8,5% del PIB, pero creen que la fórmula de subir impuestos para reconducirlo debería ser el último recurso.

"Va a hacer un año, en verano de 2020, en que empezamos a hablar de esa estrategia de consolidación, a medio y largo plazo, y en esa estrategia lo que poníamos el énfasis es en las reformas estructurales y en el plan de transformación y resiliencia que tiene que ayudarnos y no tanto en un aumento de los tipos impositivos, que debe ser el último recurso en una economía que tiene debilidades estructurales", ha recalcado Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico de BBVA Research.

En concreto, este servicio de estudios apuesta por reformas que permitan crear empleo en el país, ya que consideran que bajar la tasa de paro al 8% permitiría contar con 6 puntos adicionales de PIB para mejorar el saldo presupuestario estructural.

Su postura, por tanto, está a favor de mejorar el lado del gasto -vía reducción de las partidas destinadas a desempleo- y mejorar los ingresos -vía cotizaciones sociales y recaudación del IRPF por mejora del empleo-, sin necesidad de aprobar una subida de impuestos que dañaría la economía.

"Después de una crisis como esta y de todos los esfuerzos fiscales que hemos tenido que hacer para evitar una destrucción del tejido productivo y del empleo, tenemos que preparar en el futuro una consolidación fiscal gradual y sostenida en el tiempo pero que no debe ser demasiado rápida como para poner en peligro la recuperación", ha señalado.

Si se suben impuestos, que sean los medioambientales

En caso de que haya que tocar la imposición, los expertos de BBVA Research apuestan por la fiscalidad verde, que ayuda a mejorar la sostenibilidad medioambiental, pero insisten en que este debe ser el último aspecto de la consolidación fiscal.

Doménech ha defendido que el sistema impositivo español es bastante progresivo. En relación a la posible reforma del IVA, ha recordado que en otros países no hay un abuso tan elevado como en España de los tipos reducidos y superreducido (del 10% y 4%) para corregir la desigualdad, ya que ésta es mejor intentar corregirla con los impuestos directos, como ocurre en otros países.

Mantienen su previsión de crecimiento en el 5,5%

Su previsión de déficit es menos optimista que la del Gobierno, que en su Plan Presupuestario se comprometió a recortarlo desde el 11% en que terminó 2020 (teniendo en cuenta el impacto de la Sareb) hasta el 7,7% en este ejercicio.

La semana pasada el Ministerio de Economía actualizó su Cuadro Macroeconómico a la baja, pero no hizo lo mismo con las previsiones de déficit y deuda, que se revisarán previsiblemente en la Actualización del Programa de Estabilidad que el Gobierno tiene que enviar a Bruselas antes de fin de mes.

Respecto al crecimiento, el servicio de estudios de BBVA ha mantenido su previsión de crecimiento para el año 2021 en el 5,5%, un punto menos de la estimación oficial del Gobierno.

Recortan su previsión del primer trimestre: -0,9%

El servicio de estudios de BBVA Research ha recortado a la baja su previsión de crecimiento económico para el primer trimestre del año, para el que estiman una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,9%.

El recorte, de nueve décimas respecto a su informe de enero, en el que estimaban un crecimiento nulo en el periodo enero-marzo, se compensa sin embargo con una mejor evolución de lo previsto en el segundo semestre del año.

Mantienen su previsión de crecimiento del segundo trimestre del 1,3%, pero mejoran sus expectativas para el tercero (julio-septiembre), en el que creen que la economía avanzará un 3,4% y no un 2,5% como esperaban antes.

Esta mejor evolución en la segunda mitad del año permite a la entidad mantener su previsión para el conjunto del año: creen que el PIB subirá un 5,5% en 2021 y un avance del 7% en 2022.

"Mantenemos la previsión a pesar de que ha habido factores que nos han sorprendido negativamente en el arranque de 2021, pero éstos se compensan con otros, como que ha habido una mejora en el entorno internacional", ha explicado Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico de BBVA Research.