BBVA ha contado con el asesoramiento legal del despacho Sullivan & Cromwell en la venta acordada de su negocio en Estados Unidos a The PNC Financial Services Group, por un precio cercano a los 10.000 millones de euros, que será pagado en efectivo.

El bufete estadounidense es el mismo que Juan Guaidó, el principal opositor a la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela, contrató el pasado año como asesor para negociar la reestructuración de la deuda del país. A finales del pasado año el Gobierno de Maduro incumplió los pagos de bonos emitidos por la petrolera estatal, PVDS, por 60.000 millones de dólares.

El despacho Sullivan & Cromwell fue fundado en Nueva York en el año 1879 y desde entonces ha participado en algunas de las mayores operaciones industriales y financieras ocurridas en el país, desde la creación de la Edison General Electric Company en 1882, hasta actuales negociaciones de deuda de grandes multinacionales.

Sullivan & Cromwell ha estado involucrado como asesor legal en algunas de las mayores operaciones empresariales del siglo XX (desde el Canal de Panamá hasta la salida a Bolsa de Ford). Y también en el XXI; entre otras, en la fusión de Kraft Foods y Heinz (55.000 millones de dólares); la compra de Directv por AT&T (67.000 millones); en la quiebra de Kodak, de Lehman Brothers, o en la defensa de Volkswagen por el escándalo de las emisiones.

Sin oficinas en España

La firma estadounidense no tiene oficinas en España; en Europa está presente en Londres, Bruselas, Francfurt y París. 

Como asesor financiero en la operación, el banco presidido por Carlos Torres ha contado con JPMorgan Securities. The PNC Financial Services Group ha contratado como asesores financieros en las negociaciones para la compra del negocio de BBVA con Bank of America, Citi, Evercore y PNC Financial Institutions Advisory; los despachos Wachtell, Lipton, Rosen & Katz han sido sus representantes legales.