Un juez de Oviedo ha dictado la primera sentencia en España a favor de un fabricante en el caso del cártel de los camiones. Se trata de la primera vez que ocurre, tras más de 800 sentencias a favor de los demandantes.

El Juzgado Mercantil número uno de Oviedo desestimó el pasado día 12 de abril demanda presentada por dos empresarios que reclamaban 50.000 euros al grupo Daimler por el presunto sobreprecio pagado en la adquisición de dos camiones.

Los demandantes basaban sus pretensiones en la multa de 3.800 millones de euros que la Comisión Europea impuso en el año 2016 a DAFDaimler-MercedesIvecoRenault-VolvoScania y MAN.

Los fabricantes fueron sancionados por haber pactado los precios de venta de los camiones entre los años 1997-2011, habiendo obstaculizado la introducción de nuevas tecnologías en materia de emisiones, y por haber repercutido a los compradores los costes de aplicación de dichas tecnologías.

En España se han presentado más de 800 demandas, y en todos los casos los jueces han dado la razón a los demandantes

Hasta ahora en España se han presentado más de 800 demandas, y en todos los casos los jueces han dado la razón a los demandantes. Hasta la inédita sentencia del mercantil número uno de Oviedo.

En las demandas presentadas, la clave ha sido el informe pericial que los fabricantes y los demandantes han presentado a la hora de defender sus tesis. Por regla general, los jueces han ido dando la razón a los compradores de camiones condenando a los fabricantes a devolver, de media, un 5% del precio del vehículo, más intereses.

El juez Alfonso Muñoz Paredes, del Mercantil número uno de Oviedo, dice sin embargo en su sentencia que el informe pericial presentado por el demandante -representado por el despacho Caamaño, Concheiro y Seoane (CCS Abogados), el que más clientes defiende en este caso en España- "no supera el estándar jurisprudencial que le es exigible y no acredita el sobreprecio reclamado". Y sostiene que el informe presentado por Daimler "destruye con absoluta solvencia" la presunción sobre existencia de daño.

Desde la multa de la Comisión Europea, despachos de toda Europa se vienen organizando para presentar demandas

Fuentes jurídicas consultadas por este diario conocedoras del caso han mostrado su sorpresa ante la sentencia del juzgado asturiano.

En Oviedo, informan las mismas fuentes, solo hay dos juzgados mercantiles, y el juzgado número dos ha dictado varias sentencias ya a favor de los demandantes en el caso del cártel de camiones, en procesos en los que fueron presentados el mismo informe pericial de los empresarios representados por el bufete CCS.

En todo caso, apuntan, la sentencia del Juzgado Mercantil número uno de Oviedo, será recurrida ante la Audiencia Provincial, donde también ahí las sentencias han sido favorables a los demandantes contra los fabricantes.

Por otro lado, otras fuentes cercanas a los fabricantes de camiones destacan que en este caso el juez ha analizado en profundidad las dos periciales presentadas, cuando en casos anteriores los magistrados daban por hecho el daño causado en base a la sanción de la Comisión Europea. Y añaden que también ha habido audiencias provinciales que no han aceptado la pericial del demandante, aunque finalmente hayan condenado a los fabricantes, y que puede ser tenida en cuenta por el Tribunal Supremo, cuando el caso llegue a esta instancia.

Unos 100.000 afectados españoles -camioneros, empresas de transporte, logística, distribución- pueden verse beneficiados y recuperar parte del dinero que invirtieron en la compra de sus vehículos. En total, podrían llegar a recuperar algo más de 2.000 millones de euros, según estimaciones de expertos consultados.

Desde la multa comunicada por la Comisión Europea, despachos de abogados de toda Europa, empresas de distribución y logística, y profesionales del transporte por camión, se vienen organizando para presentar demandas en sus respectivos países contra las compañías en base a esa sanción de la Comisión Europea.