El restaurante Lhardy, que abrió sus puertas en la carrera de San Jerónimo en 1839, ha presentado el preconcurso de acreedores debido a la complicada situación fruto de la pandemia de coronavirus y las restricciones, según 'El Mundo'.

El preconcurso es la situación previa al concurso de acreedores, y se produce cuando una empresa se declara insolvente y lo comunica al juzgado.

Desde que una empresa pide el preconcurso, cuenta un plazo de cuatro meses para intentar alcanzar un acuerdo de pago con los acreedores o proveedores y refinanciar la deuda. Si esto no ocurre, finalmente se presentará el concurso.

En este caso, por lo tanto, que Lhardy haya presentado el preconcurso no implica que vaya a cerrar, pero sí que se enfrenta a una situación muy complicada.

Su facturación se ha desplomado un 70% debido, principalmente a que la Comunidad estableció un aforo en el interior de los locales y, en el caso de este establecimiento, no cuenta no terraza.

Según el medio, el restaurante ha tomado esta decisión por la situación extrema provocada por la pandemia de covid-19, que ha obligado a establecer cierres y restricciones que afectan directamente a la hostelería.

El restaurante Lhardy, en Madrid (España).
El restaurante Lhardy, en Madrid (España). Europa Press.

La facturación se ha desplomado un 70%

Su facturación se ha desplomado un 70% debido, principalmente a que la Comunidad estableció un aforo en el interior de los locales y, en el caso de este establecimiento, no cuenta no terraza.

Además, tiene una plantilla de 40 personas, de las que 18 están en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).