El Gobierno acaba de anunciar un gasto de 1,5 millones de euros en la promoción de la aplicación Radar Covid, lanzada a mediados del año pasado para tratar de detectar los contagios y contribuir a luchar contra la pandemia de la covid-19. Hasta la fecha, la app atesora 7,2 millones de descargas, con una escasa penetración del 18%.

El Gobierno atesora de esta manera 3,5 millones de euros invertidos en la aplicación, pese a que la plataforma no es capaz de detectar con precisión el número de contagios.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez adjudicó el desarrollo de Radar Covid antes del verano pasado por un precio de 330.000 euros, según refleja el contrato de licitación pública consultado por Vozpópuli. A esta cifra hay que sumar otro contrato firmado a finales del pasado mes de diciembre por valor de 1,7 millones de euros para el mantenimiento de la aplicación durante los dos próximos años.

Indra ha recibido dos contratos por valor de más de dos millones de euros en torno a Radar Covid, más de la mitad de la inversión total del Gobierno en la 'app'

La guinda al pastel del gasto en la aplicación ha sido la inversión gubernamental en promoción de la aplicación, que como decimos asciende a 1,5 millones de euros.

Radar Covid se ha mostrado hasta la fecha ineficaz en su pretensión de convertirse en un arma para frenar los contagios por coronavirus. Según los últimos datos publicados en el portal de la app, el número de códigos introducidos en el sistema es de poco más de 59.000. Los citados códigos son facilitados por el Gobierno a petición de las comunidades autónomas cuando un ciudadano da positivo por covid-19. Es el propio ciudadano el que, de forma voluntaria, ha de subirlo al sistema desde su móvil. Esto permite saber quién está contagiado, y conocer el peligro de que se produzcan brotes y contagios.

Sin embargo, desde el Gobierno aseguran que las comunidades autónomas no están facilitando el número de códigos que han sido enviados a los ciudadanos para que estos los suban a la aplicación.

"Las comunidades autónomas no facilitan el número total de los códigos que envían a las personas que se han realizado las pruebas del coronavirus y han dado positivo. Las comunidades no están facilitando esta información, desconocemos las razones", explicaban hace unas semanas a este medio fuentes del Ejecutivo.

La noticia de la última inversión -la correspondiente a los anuncios- ha sido publicada en el B.O.E. (Boletín Oficial del Estado). El texto legal explica el anuncio de formalización del contrato. Así, el contrato prevé “la elaboración y ejecución de un plan de medios para la promoción de la aplicación Radar Covid en entornos digitales, redes sociales, radio y prensa escrita”.

El contrato se ha adjudicado sin publicidad, "por situación extrema de urgencia", tal y como ha sucedido en diversas ocasiones tras decretarse el estado de alarma a mediados de marzo del año pasado, una medida tomada debido a la pandemia del coronavirus.

La única empresa que se ha presentado a concurso ha sido Media Sapiens, una agencia de medios madrileña que tiene a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a la Dirección General de Tráfico (DGT) y a los gobiernos de Madrid y Andalucía entre sus grandes clientes.

Indra, la gran beneficiada por Radar Covid

La tecnológica española, Indra, es el socio de referencia del Gobierno en el caso de la app Radar Covid. Ha sido la responsable del desarrollo de la plataforma, licitación que se adjudicó poco después de declararse la pandemia, siguiendo el modelo de países asiáticos como China, Corea del Sur o Singapur, que encontraron en la app una herramienta eficaz para combatir la enfermedad.

Indra también resultó la adjudicataria del mantenimiento de Radar Covid en diciembre del año pasado. La compañía se responsabilizará de que todo funcione correctamente, y de actualizar la plataforma durante los dos próximos años.