La aplicación para luchar contra el coronavirus, Radar Covid, es un quebradero de cabeza para el Gobierno. Es imposible determinar con exactitud el número de contagios registrados por la app, lanzada en septiembre del año pasado. Una parte del problema reside en el sistema sanitario autonómico, concretamente en el envío de los códigos a las personas contagiadas para que registren su positivo en la aplicación.

"Las comunidades autónomas no facilitan el número total de los códigos que envían a las personas que se han realizado las pruebas del coronavirus y han dado positivo. Las CCAA no están facilitando esta información, desconocemos las razones", explican fuentes del Ejecutivo.

Esto es algo con lo que discrepan diversas comunidades autónomas. Es el caso de, por ejemplo, Castilla y León. La Consejería de Sanidad de esta comunidad autónoma indica a Vozpópuli que "se comunica, por los cauces adecuados, cuándo y cada vez que así se solicita por la autoridad ministerial, el número de códigos enviados a los usuarios de la aplicación Radar Covid atendidos en el ámbito competencial de la comunidad".

La Región de Murcia asevera, en la misma línea, que mandan todos los datos siempre que el Ministerio de Sanidad así lo requiere. Desde la Comunidad de Madrid indican que "el Gobierno sabe los códigos que hemos dado por que los extraemos desde su propia base". Según apuntan a este diario, el código para usar la aplicación se ha entregado a 167.553 personas en dicho territorio.

Uso decreciente de la 'app'

Otras comunidades, como Extremadura, solo entregan el código para la app a los casos positivos de covid que den su consentimiento y que nunca piden códigos a Sanidad que no sean utilizados.

"Desde el Servicio Extremeño de Salud se optó como modelo de petición de códigos covid al Ministerio que se hiciera en el propio acto de consulta. Es decir, que cuando el sanitario informa al paciente de un nuevo positivo tenga la posibilidad de preguntar al paciente si desea introducir un código en la aplicación covid y si es así en ese mismo acto nuestro aplicativo solicita un código único al ministerio. No solicitamos bloques de códigos que no almacenamos", manifiestan a este diario.

Extremadura añade que "los códigos solicitados y entregados a los pacientes este año son los siguientes":

  • Enero 56
  • Febrero 13
  • Marzo 3

"La elección de esa herramienta está descendiendo de manera notable. Desde que se implantó, nunca ha sido una elección masiva por parte de los pacientes", sentencian en la Consejería de Salud extremeña.

Las estadísticas imposibles de Radar Covid

Radar Covid refleja en sus estadísticas 52.555 contagios registrados, pero es un dato poco fiable, como veremos a continuación. El éxito de la solución depende directamente del volumen de descargas de la app y de su uso, pero también de los datos que faciliten las autonomías al usuario que haya sido contagiado para que los introduzca en su móvil.

Cuando el usuario activa la app e introduce su código como contagiado el sistema avisa a aquellas personas que pasen más de 15 minutos a menos de dos metros de una persona con covid-19. Para ello, el teléfono debe 'saber' quien tiene la enfermedad. Se ha de introducir un código facilitado por las CCAA cuando alguien da positivo. Esta es precisamente la información que el Gobierno dice no recibir de las autonomías.

Resulta paradójico, porque los códigos deben ser solicitados por las CCAA en primera instancia al Gobierno y, hasta la fecha, el Ejecutivo ha recibido un total de 716.734 peticiones de códigos por parte de las autonomías. Estos códigos son, como decimos, los que deben ser enviados a cada persona contagiada para que los introduzca en la app. El rizo aún se riza más: el usuario de la app debe introducir la secuencia numérica en el teléfono. Aún hay más; la comunicación de los códigos a las personas contagiadas es también una incógnita. Varios contagiados por coronavirus contactados por Vozpópuli, residentes en distintas comunidades autónomas, reconocen no haber recibido ningún código tras su positivo.

"Cada región emplea un método distinto para enviar los códigos. En unas se envían mensajes cortos, en otras se facilita directamente en el informe que se entrega tras la realización de una prueba de covid-19... La realidad es que es todo un desastre, y que en muchos casos esta información no se está mandando al usuario", explican fuentes cercanas a Radar Covid.

La cuadratura del círculo es aún mayor. Por un lado, el usuario debe descargarla en su teléfono móvil. En la actualidad la cifra total de descargas es de 7,1 millones (penetración del 17%). En este número facilitado por Radar Covid se incluyen solo las descargas, no las instalaciones (hay usuarios que pueden haberla descargado pero no haberla instalado). También se contabilizan aquellos dispositivos en los que se haya descargado varias veces.