El presidente de la UEFA, Aleksander Čeferin, disparó su retribución la pasada temporada, en plena pandemia. Mientras el organismo aplicó una política de recorte de costes por el impacto del coronavirus en el negocio del fútbol, Čeferin recibió una compensación de 2,42 millones de francos suizos (2,19 millones de euros), frente a los 1,92 millones ganados en la temporada anterior, unos 450.000 euros más.

El abogado esloveno Aleksander Čeferin fue designado presidente de la UEFA en 2016, y en febrero de 2019 fue reelegido para el cargo por un periodo de cuatro años. Entre 2011 y 2016 presidió la Federación Eslovena de Fútbol.

"Para la temporada 2019/20, el presidente de la UEFA recibió una compensación fija de 2.421.539 francos suizos brutos", informa la UEFA, que indica en el mismo documento que el presidente no recibe ningún bonus y que el organismo "contribuye a sus cargas sociales, fondo de pensiones y seguro de accidentes".

Desde que fue nombrado presidente de la UEFA, en 2016, Čeferin ha ganado 6,7 millones de euros

De acuerdo a los informes financieros consultados por Vozpópuli en el portal de la UEFA, desde la temporada 2017/2018 el organismo publica los salarios de sus máximos dirigentes. Según la misma documentación, Čeferin se ha ido subiendo la retribución año tras año.

En su primer año como presidente de la UEFA, Čeferin recibió 1,56 millones de francos suizos. En la temporada posterior el presidente del organismo mantuvo la misma retribución, pero en la temporada 2018/2019 esta se incrementó hasta los 1,92 millones, y en la última alcanzó los 2,42 millones de francos suizos.

En total, Čeferin ha ganado como presidente de la UEFA desde su nombramiento 7,46 millones de francos suizos, aproximadamente 6,76 millones de euros.

Čeferin propuso una rebaja del sueldo del 20% entre los meses de mayo y julio para paliar el impacto de la crisis

Este diario ha trasladado al departamento de comunicación de la UEFA, con sede en Nyon (Suiza), una consulta sobre cómo es posible que el presidente recibiera una retribución mucho mayor el pasado año, en plena pandemia, cuando se aplicó un recorte de costes para paliar el impacto de la pandemia en los ingresos.

A través de un portavoz, el organismo ha precisado a este diario que no es el presidente quien decide su salario, sino el Comité de Compensaciones, y que la retribución del último ejercicio fue decidida en 2019, antes de que estallara la pandemia.

La UEFA asegura en su último informe financiero anual que el Comité de Compensaciones ha estudiado medidas económicas "en un momento en que las finanzas del fútbol europeo se han visto afectadas". En este sentido, continúa, el Comité aprobó una reducción salarial voluntaria del 20% para la alta dirección durante los meses de mayo a julio de 2020, medida propuesta por Čeferin.

La organización explica que en la temporada 2018/2019 se diseñó un sistema de compensación para sus ejecutivos que tiene "como objetivo mantener la posición de la UEFA como organización deportiva líder, con un alcance global cada vez mayor" para retener talento profesional.

La pandemia golpeó los ingresos de la UEFA, que en su pasado ejercicio, cerrado el 31 de junio de 2020, registró una caída del 21%, hasta los 3.038 millones de euros.