El Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha avanzado este martes que entre el 28 de octubre y el 11 de diciembre los trabajadores inscritos en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) subieron en 183.000, en línea con la dinámica de la pandemia.

No obstante, desde el 11 de diciembre se han vuelto a reducir en 18.000 personas que se han incorporado a sus puestos de trabajo, con lo que actualmente hay 772.000 trabajadores en un ERTE -frente a los 746.900 que había a 30 de noviembre-, según ha explicado Escrivá vía Twitter.

De ese total, el 60% proviene de las nuevas modalidades de un ERTE pactadas con los agentes sociales en la prórroga vigente desde el 1 de octubre, que mantuvo los ERTE de fuerza mayor para sectores ultraprotegidos y creó los ERTE de impedimento y los ERTE de limitación.

La previsión de la Seguridad Social es que los trabajadores en un ERTE sigan bajando y que a cierre de año queden en 689.159, lo que supondría un 31% menos respecto al cierre del tercer trimestre.