La guerra entre Naturgy y Egipto todavía no ha terminado. Tras llegar a un acuerdo de paz el pasado mes de marzo tras ocho años de conflicto por la planta de Damietta, la compañía energética se reserva un as en la manga en el caso de que Egipto no cumpla con los términos del acuerdo: la ejecución del laudo arbitral de algo más 1.700 millones.

El pasado 8 de abril, King & Spalding, el despacho que asesora a Unión Fenosa Gas (UFS), participada al 50% por Naturgy y la italiana ENI, presentó un escrito ante los tribunales norteamericanos en el que solicitó que se le concediese lo que se conoce como 'discovery', una figura de derecho procesal norteamericano muy desconocida en España que obliga a una de las partes a ‘enseñar’ a la otra los documentos y pruebas que le permitan ejecutar el cobro.

Unos días después, en concreto este lunes 13 de abril, el juez ha accedido a la petición de Naturgy. Las fuentes consultadas por Vozpópuli apuntan a que esta decisión añade presión a Egipto para que cumpla con los términos del acuerdo firmado en marzo y evite que Naturgy siga adelante con la ejecución del laudo, que no deja de ser un plan B por si las cosas se tuercen.

En concreto, esta solicitud de discovery se presentó contra The Depository Trust Company, una cámara de compensación norteamericana vinculada a Egipto y con presencia en Reino Unido, donde UFG estudia ejecutar el laudo. La compañía cree que esta entidad posee documentación "crítica" relacionada con el caso que le serviría para estudiar la 'ejecutabilidad' del laudo arbitral.

Y es que aunque el acuerdo de marzo sigue en pie, UFG quiere cubrirse las espaldas, tal y como admite el abogado en el escrito presentado ante el juez. "Dado el historial de esta disputa, y hasta la ejecución efectiva del pago, el demandante [UFG] se ve obligado" a continuar en su derecho de mantener abierta la posibilidad de embargar los bienes de Egipto si fuese necesario, reza la documentación consultada por este diario.

Fue en 2018 cuando el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), la corte arbitral del Banco Mundial, falló a favor de UFG y condenó a Egipto a compensarles con más de 1.700 millones de euros por interrumpir de forma unilateral el suministro de gas natural a la citada planta.

Tras recibir el fallo favorable, Naturgy puso en marcha los trámites para lograr la homologación del laudo en Reino Unido y Estados Unidos, de manera que sea reconocido en estas jurisdicciones con la misma fuerza que una sentencia dictada por alguno de sus tribunales, todo con vistas a una posible ejecución.

Un litigio millonario

Mientras tanto, las negociaciones para llegar a un acuerdo avanzaban, no sin ciertas dificultades, hasta que el pasado marzo Naturgy anunció que había llegado a un acuerdo con Egipto y ENI para zanjar el conflicto mediante el cual la compañía española recibiría un pago en efectivo de 600 millones de dólares, así como la mayoría de activos fuera de Egipto, excluyendo las actividades comerciales de UFG en España.

En el mismo comunicado difundido por la compañía, Naturgy apuntó que la intención era completar la transacción durante el primer semestre de 2020. Es decir, que debe estar desembolsado en menos de dos meses como muy tarde. Tras sellar la paz con el país africano, Naturgy puso en conocimiento de los tribunales norteamericanos la existencia del acuerdo, pero en ningún momento anuló el proceso de ejecución del laudo.

De hecho, esta no es la única solución de discovery presentada por UFG. El 26 de marzo, un día antes de anunciarse el acuerdo, los abogados de la sociedad presentaron otra solicitud contra The Bank of New York Mellon Corporation, entidad financiera vinculada a Egipto, petición que fue aceptada por el juez el pasado 8 de abril. La aceptación de estas dos peticiones acredita los pasos dados por Naturgy y su (todavía) socio italiano para homologar el laudo en Estados Unidos y cubrirse ante cualquier eventualidad.

Vozpópuli se ha puesto en contacto con la compañía energética, que ha declinado hacer comentarios sobre esta información.