A exactamente una semana para que venza su contrato, la continuidad de Lionel Messi en el Fútbol Club Barcelona no está cerrada pero sí encaminada. Según ha podido saber Vozpópuli de fuentes conocedoras de las negociaciones, la oferta de la directiva encabezada por Joan Laporta es de unos 326 millones de euros netos que el seis veces Balón de Oro cobraría a lo largo de los próximos diez años.

La cifra es rimbombante para el común de los mortales, pero encierra una rebaja salarial: hasta ahora, Messi optaba a cobrar 70 millones de euros netos al año. Esto es, le pagarían en diez años lo que podría cobrar en cuatro con sus anteriores condiciones.

El nuevo contrato cubriría deudas antiguas con el jugador, correspondientes a las temporadas 2019/2020 y 2020/2021

El nuevo contrato cubriría deudas antiguas con el jugador, correspondientes a las temporadas 2019/2020 y 2020/2021. El Barça tiene, a día de hoy, deudas por más de 1.000 millones de euros -más el proyecto del nuevo estadio-, ante lo cual ha suscrito un primer gran acuerdo de refinanciación con Goldman Sachs por algo más de 500 millones.

En ese contexto, una fuente traslada a Vozpópuli que el de Messi sería un contrato del tipo de lo que se conoce en la banca como "waiver". Es decir, "un contrato para pagar a plazos lo que ya le deben y no tienen cómo pagarle", con un salario fijo medio anual de 32 millones.

Messi llegaría al Mundial desde el Barça

Según coinciden en señalar a este medio otras dos fuentes conocedoras de las negociaciones, la oferta contempla que el futbolista juegue para el Barça hasta la temporada 2022/2023. Se trata del año en el que Messi disputará su, casi con toda seguridad, último Mundial con Argentina, factor clave en su interés de priorizar lo deportivo en estos dos años.

El jugador permanecería ligado al club blaugrana más allá de 2023 durante la próxima década pero no necesariamente como futbolista

Vozpópuli ya informó que esta cuestión era clave para su futuro y que la elección de 'Jan' Laporta como presidente del club encaminaba su continuidad en el Barça tras los vaivenes del año pasado.

El jugador permanecería ligado al club blaugrana más allá de 2023 durante la próxima década, pero no necesariamente como futbolista.

El futuro tras 2023

Las fuentes consultadas discrepan sobre una posible aventura en el fútbol estadounidense y/o en el equipo el que creció y del que es aficionado en Argentina, el Newell's Old Boys de Rosario. Siempre, en cualquier caso, actuaría como embajador de la marca Barça.

A preguntas de Vozpópuli, el Fútbol Club Barcelona ha preferido no hacer comentarios. Paralelamente, fuentes cercanas al entorno directo de Messi se han limitado a dejar entrever que el asunto no está cerrado.

Hay discrepancias en las cifras, dado el valor que el jugador aporta a la marca del club blaugrana, al que ayudó a ganar cuatro de sus cinco Copas de Europa

Una fuente conocedora de las negociaciones advierte de discrepancias en las cifras dado el valor que el jugador aporta a la marca del club blaugrana, al que ayudó a ganar cuatro de sus cinco Copas de Europa, además de liderar su hegemonía en los campeonatos nacionales en la última década.

Según la consultora británica especializada en tasaciones de marcas deportivas, BrandFinance, una salida de Messi desinflaría la marca del Barça por debajo de la del Real Madrid, Manchester United y Manchester City por primera vez desde que la consultora empezó a hacer el ranking, en 2010, cuando el argentino ya había obtenido su primer premio a mejor futbolista del mundo.

Barça, Laporta, Puigdemont
Laporta está apoyado por el independentismo catalán; confía en la Superliga de Florentino para ordenar las cuentas del club y pagar, entre otros, a Messi.

"Hemos hecho una oferta dentro de las posibilidades del Barça. Seguro que Leo se merece mucho más y puede conseguir mucho más, pero por sus ganas de hacer grande al Barça yo creo que él está valorando mucho el esfuerzo que estamos haciendo, lo cual es de agradecer", ha afirmado Laporta en las últimas horas, sin dar detalles de la oferta pero sin dejar de incidir en el flamante fichaje para el Barça del Kun Agüero, amigo personal de Leo.

En campaña, el propio Laporta esgrimió en defensa de Messi que genera un tercio de los ingresos del Barça (entre 200 y 300 millones anuales). "Creo que le hace mucha ilusión continuar y que está ilusionado con el proyecto. No es un tema de dinero, es un tema de hacer un equipo con posibilidades de ganarlo todo", concluyó. "Necesitamos un sí de él cuanto antes".