Mercadona, Lidl y Carrefour son las cadenas que más han crecido en sus áreas de "listo para comer" durante el año marcado por la pandemia. En concreto, el crecimiento de estas cadenas en los platos para llevar se sitúa entre el 3% y el 7% en valor, según los datos aportados por Kantar a Vozpópuli.

Así, Mercadona, Lidl y Carrefour han resultado beneficiadas del trasvase que, durante este año, se ha producido del consumo de fuera a dentro del hogar. No en vano, el primero se ha reducido más de un 23% durante 2020, mientras que el segundo ha aumentado un 4,4%, apunta Kantar. No obstante, además de esto hay otro movimiento relevante que ha hecho que el "listo para comer" haya crecido de forma notable: el cierre de los bares y restaurantes.

En concreto, las cadenas señaladas registran su ocasión de consumo entre semana durante la jornada laboral, tradicionalmente vinculada al menú del día. Por eso, los platos para llevar ha sido una de las grandes apuestas del sector de la distribución tras el estallido de la pandemia.

En el caso de Mercadona, en el mes de julio anunció que, antes de que terminara el año, tenía previsto tener el servicio operativo en 650 supermercados de España y Portugal. Así, la empresa que dirige Juan Roig recalcó que en 2020 invertiría, en total, 170 millones de euros en este servicio.

Además de Mercadona: crecimiento del 'delivery'

Durante el pasado año, el envío a domicilio o delivery alcanzó un crecimiento del 66%, según las cifras de Kantar, lo que supone en facturación más de 600 millones de euros, según apunta la consultora.

"El delivery ha ganado en cuota lo que no ha conseguido en los dos últimos años, pasando de tener una penetración del 35 al 44,1% de los españoles", apuntaba este viernes María Josep Martínez, directora de Advanced Analytics en Kantar, División Worldpanel. No obstante, reseñaba la experta, pese a esto "no solo ha crecido en cifras, sino que ha provocado la creación de más establecimientos de comida para llevar”.

Para 2021, insisten los expertos de Kantar, los restaurantes necesitarán continuar desarrollando el delivery y el take away "para aprovechar el hábito generado durante la pandemia y recuperarse lo más pronto posible". No obstante, una vez vuelva la normalidad, las cadenas de supermercados "tendrán la oportunidad de seguir creciendo con el “listo para comer'".

Según la consultora, España es, junto a Reino Unido y Francia, uno los países con mayor oportunidad para el delivery. "Se trata de un hábito que todavía no está demasiado asentado pero que, sin embargo, está respondiendo muy bien: un 70% de españoles lo ha probado en 2020 y 9 de cada 10 están satisfechos con la experiencia", reseña.