El juicio financiero del año, el que enfrenta a Andrea Orcel contra Santander, se celebrará en mayo, después de la decisiva junta de accionistas que, el próximo 15 de abril, celebra Unicredit, en la que el banco italiano previsiblemente nombrará a Orcel como nuevo consejero delegado.

El Juzgado de Primera Instancia nº 46 de Madrid ha fijado una nueva fecha para la vista oral del juicio Orcel-Banco Santander, prevista anteriormente para el próximo 7 de abril. "Por motivos de agenda de letrados, la celebración de la vista oral tendrá lugar el día 19 de mayo, a las 10:00 horas", ha informado el juzgado.

La vista estaba prevista inicialmente para el pasado 10 de marzo, pero un caso de coronavirus en el entorno del juez obligó a retrasarla al 7 de abril. Ahora, con el nuevo aplazamiento, tanto Orcel como Santander sabrán ya si el banquero italiano regresará a la primera línea de las finanzas europeas.

Los dos mayores accionistas de Unicredit,  BlackRock y Capital Research, son también los principales accionistas de Santander

El pasado 27 de enero, el consejo de administración del banco italiano Unicredit designó oficialmente a Andrea Orcel como consejero delegado en sustitución de Jean Pierre Mustier. El nombramiento tiene que ser aprobado por los accionistas de la entidad, en la Junta que celebrará el próximo 15 de abril.

La propuesta de Unicredit afecta al juicio de Orcel contra Santander porque la demanda presentada por este sostiene que el banco español debe indemnizarle por los daños reputacionales y morales causados, en una cantidad estimada de unos diez millones de euros.

Pero el hecho de que Unicredit -cuyos mayores accionistas, los fondos estadounidenses BlackRock y Capital Researchson también los principales accionistas de Santander- haya propuesto a Orcel como nuevo consejero delegado, demostraría que su no contratación por el mayor banco español no ha afectado tanto a su carrera como para acabar con ella.

Demanda de Orcel contra Santander

Orcel presentó demanda contra Santander el 27 de mayo de 2019, admitida a trámite el 25 de junio de ese mismo año.

El exbanquero italiano reclama el cumplimiento del contrato, su incorporación al cargo para el que había sido contratado por Santander -consejero delegado- y, subsidiariamente, una indemnización de 112 millones de euros. El banquero italiano acompañó su demanda con extractos de conversaciones grabadas con Botín.

La principal controversia es sobre la naturaleza de la relación contractual entre Santander y Orcel. El banco, que comunicó el 25 de septiembre de 2018 a la CNMV y a los medios de comunicación el fichaje del banquero italiano como consejero delegado, defiende la existencia de "una carta oferta", y no de un contrato formal.