Editorial Prensa Ibérica va a lanzar un nuevo periódico para ganar presencia en Madrid, donde no cuenta con una cabecera propia. La compañía presidida por Javier Moll prevé poner en marcha en el último trimestre del año este proyecto que estará liderado por Fernando Garea, quien este miércoles comunicó su marcha de El Confidencial.

Fuentes del Ibex-35 han explicado a Vozpópuli que los representantes del grupo han mantenido reuniones durante las últimas semanas con algunas de las principales empresas anunciantes españolas para comunicar sus intenciones con respecto a este diario, que contará con edición impresa y digital. Ni Garea ni Prensa Ibérica han atendido este jueves a las preguntas de este medio.

Su lanzamiento tendría lugar en un momento en el que Godó sopesa expandir su negocio en Madrid. De hecho, en su 'cuartel general' en Barcelona hace tiempo que opera un departamento que está dedicado a la búsqueda de nuevas oportunidades de negocio, desde donde se han sopesado operaciones como la entrada en el periódico El Economista o la que implicaría la adquisición de un paquete accionarial en Prisa, una vez consume su proyecto de división en dos partes de la compañía (Santillana y Prisa Media).

Compra del Grupo Zeta

Hay que recordar que Moll adquirió el Grupo Zeta en 2019, después de comprar a la banca acreedora su deuda con una quita del 70%. Este movimiento le permitió imponerse en la 'puja' a Jaume Roures, que fue el otro gran interesado en la adquisición de esta empresa. De esta forma, pasó a controlar El Periódico de Catalunya, uno de los principales diarios de Cataluña junto a La Vanguardia, en manos de Godó.

Hacer despegar el negocio no ha sido tarea sencilla para los responsables del grupo y, de hecho, la situación se complicó ostensiblemente con la llegada de la pandemia. Entonces, Editorial Prensa Ibérica fue uno de los primeros grupos de prensa que planteó un Expediente de Regulación Temporal del Empleo (ERTE) sobre su plantilla.

En Madrid, Moll cuenta con una sede y, entre otros, dispone de un equipo especializado en el desarrollo del negocio digital, del que forma parte el antiguo equipo de big data de Unidad Editorial. Su proyecto lleva algunos meses en la cocina y, de hecho, ya ha comunicado sus intenciones a Moncloa.

Dentro del sector digital, competirá con los medios tradicionales, que durante los últimos meses han puesto en marcha modelos de pago por suscripción con los que complementar sus ingresos publicitarios. También con varios nativos digitales, con marcas consolidadas, que ocupan algunos de los primeros puestos en la lista de audiencia de ComScore.