El Ministerio de Industria quiere poner en marcha el fondo para rescatar a pymes antes de que finalice el mes y poder aprobarlo en el alguno de los Consejos de Ministros de los próximos 20 y 27 de abril , según ha podido saber Vozpópuli por fuentes conocedoras del plan. Para que se apruebe el fondo de 1.000 millones de euros que gestionará la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (Cofides), primero tendrá que tener el visto bueno de Bruselas.

Y es que, por el momento, la Comisión Europea sólo ha dado luz verde a los primeros 10.000 millones de euros de las nuevas ayudas que prometió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En concreto se ha aprobado un fondo de 7.000 millones de euros para ayudas directas a pymes y trabajadores autónomos, que estarán gestionadas por los gobiernos regionales, y los 3.000 millones de euros para que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) pueda acompañar procesos de restructuración financiera y refuerzo de solvencia.

El Ministerio de Industria señala que el fondo para rescatar pymes no va con retraso y que se encuentra en proceso de desarrollo reglamentario. No obstante, según publicaba el diario Cinco Días, Cofides tenía planeado tenerlo resuelto para este misma semana. "Desde Cofides auguran que en tres semanas estará redactado el desarrollo normativo del fondo y que este habrá sido refrendado en la reunión del Consejo de Ministros", señalaba el diario económico el pasado 24 de marzo.

Este fondo tiene la intención de replicar por completo a su 'hermano mayor' que gestiona la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), el Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, con el que han sido rescatadas recientemente las aerolíneas Plus Ultra y Air Europa.

El Gobierno hará uso de los créditos de la Unión Europea a partir del año 2022 para cubrir instrumentos financieros como, por ejemplo, el fondo Cofides de capitalización de empresas o el fondo NEXT-TECH para escalar startups, según se desprende de Plan España Puede, tal y como explicó este medio.

Las ayudas oscilarán entre los 5 y 25 millones de euros y el fondo será generalista, con lo que no se cierra a ningún sector en concreto. No obstante, lo más seguro es que gran parte del total sea destinado a empresas relacionadas con el sector servicio, sobre todo a hostelería y turismo.

Advertencia de la Comisión Europea

Bruselas advierte de un posible riesgo sobre la competencia por la puesta en marcha de los nuevos fondos de ayuda. La Comisión Europea cree que las nuevas garantías para la deuda de las pymes refuerza la posición competitiva de las empresas que las reciban, lo que puede provocar cierta desigualdad e incluso podría llegar a afectar al mercado de la Unión Europea.

Bruselas se refiere con esto al segundo fondo de 3.000 millones de euros, que se destinará a avales para reestructurar deuda y por el que el Gobierno se enfrentó al sector bancario por la complejidad del asunto y por el temor a que el Ejecutivo obligará al sector a realizar quitas obligatorias.

Finalmente no será así y además se ha aplazado el nuevo "código de buenas prácticas" para otro real decreto, un asunto que el sector financiero ve con cierto recelo pues considera que puede relacionarse con el ya existente para el ámbito hipotecario y que se creó durante la anterior crisis financiera.