Indra se ha desplomado en Bolsa en las dos últimas horas de cotización del viernes en Bolsa, después de que se conociera que el Gobierno ha tomado la decisión de relevar al presidente de la multinacional tecnológica española, Fernando Abril Martorell.

La compañía ha perdido un 7,96% de su valor de mercado, cerrando a 7,52 euros por acción; durante la primera quincena de mayo Indra logró situarse por encima de los 8 euros por acción, su mayor cota en el último año, tras presentar unos buenos resultados correspondientes al ejercicio 2020.

La compañía ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, después de que la información fuera adelantada por El Confidencial y confirmada por otros medios, que la Sepi, primer accionista del grupo, con el 18,7% del capital, ha tomado la decisión de "promover un relevo en la presidencia".

La decisión del relevo está tomada, se abre una nueva etapa", comentan fuentes cercanas a la Sepi

"En el marco del proceso preparatorio de la convocatoria de la próxima Junta General Ordinaria de la sociedad, el principal accionista ha trasladado a la Compañía su voluntad de promover un relevo en la presidencia, ostentada por D. Fernando Abril-Martorell Hernández, cuyo mandato finaliza este año, así como de su deseo de dar inicio a una nueva etapa en la presidencia de la Compañía", ha informado Indra.

El Consejo de Administración de la compañía "no ha adoptado todavía ninguna decisión sobre ese posible relevo", añade Indra en su comunicado a la CNMV. Tras la Sepi, los principales accionistas de Indra son Corporación Financiera Alba (9,9%); el fondo FMR (9,8%); y Fidelity Low Priced Stock Fund (5,6%); con menos del 4% se sitúan Santander Asset Management, Norges, y T.Row.

Fuentes cercanas a la Sepi consultadas por este diario subrayan que la decisión del relevo está tomada y que, ahora, "se abre una nueva etapa llena de oportunidades en sectores clave para el país que por su alto contenido tecnológico pueden contribuir en primera línea a la reactivación económica".

Abrill Martorell deja el puesto tras siete años en el cargo, en el que sustituyó a Javier Monzón

Abril-Martorell dejará el puesto tras siete años en el cargo, en los que ha coincidido con los gobiernos de PP, al principio, y del PSOE, además de con cinco presidentes distintos del SEPI, tres ministros de Defensa y cuatro secretarios de Estado, entre otros.

Abril-Martorell llegó a la presidencia de Indra en 2015 para sustituir a Javier Monzón. Anteriormente había sido director financiero y consejero delegado de Telefónica entre 2003-2005, y consejero delegado de Credit Suisse España y Portugal (2006 y 2011).

La tecnológica ganó 22 millones de euros en el primer trimestre de 2021, un 266,67% más que en el mismo periodo del año pasado, cuando logró seis millones de euros, y se situó por encima de los registros prepandemia de 2019.

Indra facturó 751 millones de euros, un 2,2% más que en el mismo periodo del año pasado, aupada por los buenos resultados de la división de Transportes y Defensa y una mejora de los márgenes hasta el 6,9%. La cartera de la empresa ha alcanzado un máximo histórico con 5.322 millones de euros en el primer trimestre de 2021, un crecimiento en términos interanuales del 10,9%.