Goldman Sachs ha presentado una demanda contra García Carrión ante el Tribunal Comercial del Alto Tribunal de Justicia de Inglaterra y Gales por diferencias contractuales derivadas de una operación de cobertura de divisas, según fuentes consultadas por Vozpópuli. El procedimiento fue iniciado el pasado mes de septiembre. Goldman y García Carrión han declinado hacer comentarios.

Este tipo de operaciones son bastante habituales en el mercado y sirven para que las empresas se protejan de la volatilidad de las divisas. Se articulan a través de un contrato en el que se fija con antelación el precio de una divisa para una operación que se va a ejecutar en el futuro. De esta forma, aunque el tipo de cambio varíe, el comprador no lo sufre.

Y es que García Carrión es un grupo con una importante exposición en el extranjero, tal y como se desprende de sus cuentas. Según los datos de 2018, últimos disponibles, la compañía tuvo una facturación récord de 960 millones de euros, un 2,8% más, de los cuales el 45% proceden de ventas internacionales, según detalló la empresa en un comunicado.

Tras el 'choque' de 2015

Aunque no tiene ninguna relación con este caso, no es la primera vez que afloran diferencias entre ambas compañías. Hace cinco años, ambas partes tuvieron un desencuentro a cuenta de la posibilidad de que los dueños de Don Simón explorasen una posible operación corporativa a cuenta del interés que despertaba en el mercado su negocio de zumos.

Los dueños de la compañía tuvieron contacto con el banco norteamericano en 2015 tras constatar el apetito de importantes 'players' por una de sus divisiones. Según publicó Expansión, entre los interesados estaban fondos como PAI Partners o el gigante Coca-Cola, pero quien llegó a la final fue Cinven, que según el citado medio puso sobre la mesa hasta 600 millones por este negocio. La operación no llegó a término para malestar del banco norteamericano y del comprador, según el citado diario.

A este respecto, cabe recordar que aquel año el presidente José García Carrión declaró a la agencia Reuters que no estaba buscando vender su negocio de zumos pero admitió que sí tenía interés en encontrar "un socio minoritario" para afrontar su expansión internacional.