Los Gates han reorganizado la fundación que dirigen, posiblemente la mayor fundación privada del mundo, tras su divorcio: si después de dos años alguno de los dos decide que no puede continuar trabajando como copresidente, Melinda Gates renunciará a su puesto.

Así lo ha anunciado hoy miércoles Mark Suzman, consejero delegado de la Fundación Bill y Melinda Gates, en un comunicado en el que también se ha avanzado que la organización se compromete a inyectar 15.000 millones de dólares en nuevos proyectos de lucha contra la pobreza en Estados Unidos y en el mundo.

Según el comunicado, tanto Melinda como Bill Gates están comprometidos a "trabajar juntos de manera constructiva en la fundación", pero, añade, se ha dado "un paso adicional para garantizar la continuidad del trabajo de la fundación".

5.000 millones destinados desde el 2000

Los copresidentes de la organización han acordado que si después de dos años uno de ellos no puede seguir trabajando en su cargo, será Melinda Gates la que renunciaría a su puesto. En ese caso, la exesposa del fundador de Microsoft recibiría recursos personales de Gates para continuar con sus labores filantrópicas. Los recursos no provendrían de la fundación.

La fundación, que desde el año 2000 ha destinado 55.000 millones de dólares a proyectos humanitarios, también ha señalado en su comunicado que integrarán nuevos consejeros y que estos serán seleccionados a lo largo del presente año y que se anunciarán en enero de 2022.

"Estoy profundamente orgullosa de todo lo que la fundación y sus socios han logrado durante las últimas dos décadas para acercarnos a un mundo donde todos, en todas partes, tienen la oportunidad de vivir una vida saludable y productiva", dice Melinda Gates en el comunicado.

"Cada éxito es un testimonio de nuestros socios, una amplia coalición de líderes gubernamentales, expertos globales, organizadores comunitarios, activistas, defensores, trabajadores de la salud, agricultores, maestros e investigadores, todos unidos en sus esfuerzos por promover un mundo más seguro e igualitario (...). Creo profundamente en la misión de la fundación y sigo plenamente comprometida como copresidente con su trabajo".