El eurodiputado de Ciudadanos Luis Garicano ha propuesto al Gobierno de España que recurra al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el antiguo fondo de rescate, para obtener la financiación necesaria para dar ayudas directas a empresas y autónomos por valor de 15.000 millones de euros.

"La gran ventaja de optar por este dinero es que está exento de condicionalidad, permitiría ahorrar en el coste de la deuda, y además no computaría en el stock de deuda pública. Lejos de los rescates de la crisis financiera y de deuda, que tantos estragos causaron en nuestro país, el MEDE no requeriría esta vez ni recortes ni que entrasen los 'hombres de negro'", ha recogido en una propuesta por escrito a la que ha tenido acceso Vozpópuli.

El único requisito, explica Garicano, sería que se destinasen dichos fondos a sufragar gastos directa o indirectamente relacionados con la crisis sanitaria que estamos viviendo. En total, calcula que 650.000 pymes podrían beneficiarse de ayudas equivalentes al 70% de su facturación trimestral y 350.000 autónomos podrían recibir cheques de hasta 4.000 euros para compensar pérdidas anuales.

"El Gobierno de España podría atajar las graves consecuencias que sobre nuestro sistema sanitario está teniendo la pandemia del coronavirus, al tiempo que liberaría recursos adicionales para responder a la crisis económica sin comprometer la sostenibilidad de las arcas públicas", ha señalado.

España podría ahorrar hasta 1.000 millones

Se refiere a que al pedir prestados esos 15.000 millones de euros, España podría ahorrarse hasta 1.000 millones de euros en el pago de intereses de la deuda, según sus cálculos, y evitar que su ratio de deuda sobre PIB siga engordando.

El ahorro se obtendría porque si España se financiara mediante un préstamo en los mercados (emitiendo deuda), tendría una tasa de interés del 0,4% (coste del bono a diez años actualmente), con lo que el gasto por intereses ascendería a 600 millones de euros.

Mientras que si obtiene esos 15.000 millones del MEDE, que ahora mismo paga intereses negativos por su deuda, pasaríamos de tener que pagar esos 600 millones de euros en intereses a cobrar 400 millones. "Por ello, en su conjunto, nos ahorraríamos 1.000 millones de euros al pedir el dinero al MEDE", subraya Garicano.

Qué ayudas se darían con esos 15.000 millones

La propuesta de Garicano contempla que el Ejecutivo entregue 9.000 millones en ayudas directas para pymes y autónomos, para compensar las pérdidas ocasionadas por las restricciones comerciales.

En total, 650.000 pymes podrían beneficiarse de ayudas equivalentes al 70% de su facturación trimestral y 350.000 autónomos podrían recibir hasta 4.000 euros en ayudas para compensar pérdidas anuales.

Los 6.000 millones de euros restantes se utilizarían, según su plan, para establecer un "procedimiento exprés de restructuración de deuda para evitar cierres masivos de pymes y autónomos, incluyendo una cancelación parcial de las empresas con la Seguridad Social y con Hacienda".

Se opone a las quitas de los préstamos ICO

El eurodiputado de Ciudadanos se ha mostrado contrario a la idea de aplicar quitas a las empresas que han recibido un préstamo bancario avalado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

"Una quita automática de créditos del ICO, basada en algún parámetro de solvencia o liquidez, es una mala idea por varias razones. En primer lugar, porque no parece que sea legal que el Gobierno, como avalista de líneas de créditos de la deuda, pueda imponer una quita a los bancos", ha apuntado.

En segundo lugar, cree que eso generaría "incentivos erróneos", ya que las empresas se esforzarían en llegar al nivel de insolvencia necesario para obtener una quita, más que para salir adelante.

Cree, además, que al ser declaradas insolventes esas empresas tendrían luego mucha dificultad para acceder a financiación, y que también supondría un perjuicio para el sector bancario, "que tendría que provisionar todo el crédito asociado a esas empresas".