La agencia de calificación crediticia Fitch lanza un aviso a navegantes: la situación de Imagina, el holding que controla Mediapro, es crítica. La agencia ha rebajado este martes la calificación crediticia de Imagina desde CCC a CC, a dos escalones del ‘default’, que supondría que la empresa se encuentra en estado de insolvencia.

En el informe consultado por Vozpópuli, Fitch apunta a la necesidad de la compañía de aprobar una reestructuración de deuda y a la “inminente” crisis de liquidez a la que se enfrenta. “La compañía ha contratado asesores para explorar opciones de reestructuración y una inyección de capital adicional es fundamental para mantener la liquidez de la compañía”, señala la agencia. “En ausencia de un acuerdo con los acreedores, en nuestra opinión la actual estructura de capital es insostenible”.

Imagina y sus acreedores han acordado ‘in extremis’ alargar durante el verano las negociaciones para llegar a un acuerdo. Este mes de junio, la compañía tenía un vencimiento de deuda de 25 millones de euros que no podía atender y había pedido margen de maniobra hasta final de año. Finalmente, las partes han acordado un plazo de dos meses.

Uno de los temas clave que deberá abordar la cúpula de Imagina es la aceptación de la oferta presentada por Searchlight e Invesco. Ambos fondos han comprado recientemente 180 millones de deuda con un 30% de descuento y han ofrecido una inyección extra de 150 millones. Además, como desveló este diario, los dos fondos han ofrecido todavía más capital para mantener la liquidez durante este periodo de negociaciones, lo que se conoce como un préstamo puente o bridge loan.

No obstante, pese a empeorar la calificación de la compañía, Fitch prevé que Imagina recupere la senda del crecimiento a lo largo del año con el retorno de las competiciones deportivas y un aumento de la demanda de contenidos. La agencia recuerda que Imagina tiene una posición muy asentada en el mercado audiovisual, una relación muy estrecha con LaLiga y una capacidad de producción que le debería permitir recuperar el pulso en los próximos meses.

Mediapro confía en un acuerdo

Fuentes de la compañía consultadas por este diario señalan que "el grupo está superando los efectos que la pandemia y el confinamiento tuvieron sobre la actividad y cuenta de resultados" y recuerdan que las negociaciones con los acreedores y fondos forman parte de "los pasos habituales en un proceso de reestructuración de la financiación de una compañía".

Las mismas fuentes señalan que las calificaciones de las agencias de rating son "sensibles" a los procesos de negociación pero no muestran el valor real de la compañía. A este respecto, las perspectivas de futuro de la compañía son positivas y el modelo de negocio es sólido, según las mismas fuentes.