La gran banca española pliega velas en Mediapro. Caixabank se ha sumado a Santander y BBVA y ha decidido vender con descuento un paquete de deuda de alrededor de 33 millones de euros, según fuentes consultadas por Vozpópuli. Hace pocos días, Santander y BBVA ya decidieron desprenderse de otros dos paquetes de deuda de 32,4 y 22,7 millones, respectivamente. En total, los tres bancos han puesto en el mercado alrededor de 88 millones de deuda de Imagina, el holding que controla el gigante audiovisual.

La retirada de los bancos del pool de acreedores de Imagina se produce en una semana clave para el futuro de Imagina. La compañía, cuyo máximo accionista es el grupo chino Orient Hontai Capital (53,5%), lleva semanas negociando con sus acreedores para encontrar una solución ante la amortización de 25 millones de deuda que debe desembolsar el próximo 26 de junio.

Los problemas de liquidez del grupo han llevado a dos importantes fondos, Searchlight e Invesco, a comprar con descuento 180 millones de deuda que ahora quieren canjearla por capital. Además, estas dos entidades han propuesto a los accionistas, entre los que también están WPP (22,5%), Tatxo Benet (12,5%) y Jaume Roures (12,5%), inyectar otros 150 millones extra de forma inmediata.

La propuesta de ambos fondos serviría para aliviar la situación del grupo de forma inmediata, pero previsiblemente implicaría la dilución accionarial de Hontai, que las mismas fuentes señalan que no planea aportar nuevo capital.

Imagina pide margen hasta diciembre

De forma paralela, Imagina, asesorada por Rothschild Allen & Overy, ha pedido ‘permiso’ a los acreedores para incumplir esta cláusula de liquidez sin penalizaciones y tener margen hasta final de año para pagar. Los acreedores se han puesto en manos de Houlihan Lokey Latham & Watkins mientras que Searchlight e Invesco han fichado a Lazard.

El pasivo total de Imagina asciende a alrededor de 1.000 millones de euros. De esta cantidad, unos 815 son deuda senior garantizada dividida en cuatro tramos: uno de 60 millones, otro de 300 millones (vencimiento en junio de 2024), otro de 380 millones (diciembre 2025) y otro de 180 millones (diciembre 2025). Los casi 200 millones restantes se corresponden con otras líneas de crédito entre las que se incluyen los 60 millones que les ha prestado el Instituto de Crédito Oficial (ICO).