Banco Popular va volviendo poco a poco a la normalidad. Salvo en banca privada. Este segmento fue el más impactado por el rescate del banco. Así, un tercio de los clientes VIP de Popular Banca Privada sufrieron pérdidas el pasado 7 de junio por su inversión en acciones o deuda subordinada de la entidad.

Aunque esta filial del Popular tiene pocos clientes, unos 7.000 según las últimas cifras públicas -por lo que habría pillados unos 2.300-, son los de mayor patrimonio en la entidad. Y, por tanto, preocupan mucho a los recién nombrados responsables del Santander.

Mientras, en toda la red se vieron afectados por las pérdidas del banco más de 300.000 clientes, cerca de un 10% de todos los clientes que han pasado a pertenecer ahora al grupo Santander.

"Según nuestras estimaciones, el 8% de los clientes del Popular tiene acciones de la compañía. Sumando la deuda subordinada, puede llegar al 10%. Asumiendo la regla del 80-20 (el 20% de los clientes generan el 80% del beneficio) y que los clientes más rentables compraron acciones del banco (al ser los más ricos), encargarse de los clientes será clave", expone un reciente informe de Kepler.

Malestar

Todos estos clientes perdieron todo su dinero en el rescate exprés de la entidad que se anunció el pasado 7 de junio por la mañana. Antes de vender Popular por un euro a Santander, el Frob (siguiendo órdenes de la Junta Única de Resolución europea) amortizó todas las acciones del banco y distintas emisiones de deuda híbrida (por 2.000 millones). De éstas, en torno a 450 millones se colocaron en la red de Popular, principalmente en banca privada.

Esta situación hace que haya clientes saliendo de Popular, aunque son pocos y mueven pocos depósitos. El anuncio de Santander de que va a haber algún tipo de compensación frenó todavía más la fuga de clientes, pero todavía no se ha detenido al 100% a la espera de que se conozcan los detalles.

Ángel Ron

La filial de banca privada del Popular ha estado en una situación atípica en los últimos años. En la etapa de Ángel Ron, el banco tuvo un socio extranjero (Dexia) que tuvo un 40% de esta filial, al que le recompró la participación en 2014. Posteriormente volvió a sacarlo a la venta, y estuvo cerca de llegar a un acuerdo el año pasado con Permira. Tras este fiasco, volvió a intentarlo hace unos meses sin éxito.

Popular Banca Privada tenía 6.900 clientes con un volumen de negocio de 7.700 millones según las cifras del informe anual de 2015. Sus clientes tienen un patrimonio bajo gestión mínimo de 300.000 euros. Esta filial dio un salto importante hace un año con la integración del negocio de banca privada de Citi, dentro de la adquisición en la que también entraron las tarjetas de crédito (WiZink).