La firma alemana Degussa, que se dedica a vender oro físico en lingotes y monedas como producto de inversión, quiere lanzar en España un plan de pensiones que invierta en oro físico pensado para complementar el ahorro a largo plazo de cara al momento de la jubilación. 

El producto se inspirará en uno que la compañía ya comercializa en Alemania y, para poder exportarlo al mercado español, la firma trabaja para conseguir la aprobación del Banco de España y del Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac), que deben dar su visto bueno para que pueda comercializarlo. 

"Consiste en que tú haces una aportación mensual o recurrente de un dinero, y nosotros lo convertimos en el equivalente en gramos de oro en ese momento (según su cotización). Acumulas granos hasta que lleguen a ser equivalentes a un lingote, por ejemplo, un lingote de 100 gramos. Cuando llegue el momento en que quieras rescatar ese plan, podemos entregarte ese lingote y que te lo quedes para que siga revalorizándose, o puedes vendérnoslo y recibir el dinero", explica a Vozpópuli el director general de la firma en España, Tomás Epeldegui.

Fiscalmente, este producto sería "más ventajoso" que un plan de pensiones al uso, defiende, ya que el oro de inversión (a partir de dos gramos, unos 120 euros) está exento de IVA y a la hora de rescatarlo, si es en forma de dinero, no se suma a la base imponible ni tributa en el IRPF. Esa cuantía tributa únicamente en el Impuesto de Patrimonio. La exención del IVA se aplica a los lingotes con una pureza de al menos el 99,5% y las monedas de un 90%.

Las ventajas principales son que el plan "ofrece liquidez inmediata, puede ser rescatado en cualquier momento" y que el oro constituye un "depósito de valor a largo plazo". "Con una onza de oro te podías comprar antiguamente una túnica romana, y ahora puedes comprarte un traje. Con 44 onzas, te comprabas un 600, y ahora con esa misma cantidad puedes comprar un BWM", así que "no hay pérdida de poder adquisitivo". 

Recomiendan invertir en oro

Aunque el precio del oro está en máximos históricos, Epeldegui prevé que sigan batiéndose esos récords. "No es nada descartable que llegue a 1.600 dólares la onza a cierre de 2020 e incluso que supere ese precio", pero aún así recuerda que se trata de una inversión a largo plazo y de que no puede representar el 100% de una cartera de inversión. 

Desde que Degussa abrió su sede en España hace cinco años, su director ha detectado un fuerte incremento de la demanda. "Si comparamos la facturación de 2019 con la de 2017, se ha duplicado", afirma. A futuro espera que ésta siga aumentando aunque de forma más moderada.

Además de vender oro, la firma compra también este metal precioso que utiliza para fabricar más lingotes y ofrece aparte un servicio de custodia mediante más de un centenar de cajas de seguridad. Éstas tienen un precio que oscila desde los 400 hasta los 500 euros en función del tamaño. 

Pico de demanda desde la formación de Gobierno

Desde que se ha constituido el nuevo Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos, Degussa ha detectado un pico de demanda ante la incertidumbre por los posibles cambios fiscales y normativos. 

"Hay más inquietud, la gente está preocupada por un cambio de fiscalidad que afecte a sus ahorros y también por los cambios de regulación en el alquiler", explica, ya que si se llegan a topar los precios de los alquileres habrá inversores que prefieran vender su vivienda e invertir el dinero en oro, apunta.

El experto entiende que "el desasosiego es general", "porque los ahorros se van a ver perjudicados por nuevos impuestos que los mermen o por una subida de los que hay".