La pandemia ha trastocado los planes de la humanidad, y también los de las empresas. En el sector de los supermercados, la crisis sanitaria ha servido para acelerar una tendencia que desde hace años apunta a un nuevo modelo de ventas que rompe con el sistema tradicional. Así surge el concepto de ‘dark store’ o ‘tienda oscura’, es decir, establecimientos sin cajas ni clientes, cerrados al público, que únicamente prestan sus servicios de forma telemática, por lo que también son conocidos como 'supermercados fantasma'.

Cada vez son más las grandes superficies que apuestan por el modelo que ha llevado al éxito a Amazon. La empresa del trillón de dólares ha mutado el concepto de supermercado y está obligando a los establecimientos convencionales a adaptarse, desplegando en toda su extensión el servicio de entrega a domicilio, especialmente en zonas de alta densidad poblacional con una importante demanda. 

Ahorra costes y facilita al cliente la entrega de su pedido, que es preparado directamente en la 'tienda oscura' como si la compra la realizara el propio usuario. Con menos personal que el que habría en un supermercado convencional, la empresa presta el mismo servicio y el 'carro' llega en un tiempo récord al domicilio del cliente. Este modelo, importado de Estados Unidos, puede ser hasta tres veces más barato que el de la tienda presencial.

El Corte Inglés, de la presencialidad a las 'dark stores'

Uno de los ejemplos más significativos es el de El Corte Inglés, que desde sus orígenes ha basado su negocio en la apuesta por la atención de calidad al cliente de forma presencial, si bien ha sido pionero de las ventas ‘on line’ en España, implementadas en 1999. Pese a las reticencias a la hora de abrazar de forma definitiva el modelo telemático, finalmente El Corte Inglés ha tenido que adaptarse a los nuevos tiempos, sumando las ‘dark stores’ a su cadena de centros comerciales

El Corte Inglés cuenta actualmente con alrededor de un centenar de centros desde los que sirven a domicilio en un plazo de 24 horas, según apunta la compañía a este diario. En 2013 abrió una nueva plataforma específica para su supermercado ‘on line’ de 10.000 metros cuadrados en Coslada. Aunque el rumbo estaba claro, la pandemia ha terminado de definir esta línea de negocio, y en pleno estado de alarma El Corte Inglés puso en marcha en sólo dos semanas una nueva central logística en Alcalá de Henares que abrió sus puertas en abril de 2020 para responder al incremento de la demanda durante el confinamiento. 

Las 14 'dark stores' de DIA tras el estallido de la pandemia

No es el único caso. Supermercados convenionales como DIA hace años que se abonaron a la cultura de las ‘dark stores’. Según informan fuentes de la empresa a Vozpópuli, DIA cuenta actualmente con 14 ‘tiendas oscuras’ repartidas por toda España: siete en Madrid, dos en Barcelona, dos en Málaga, dos en Sevilla, una en Cádiz y otra en Zaragoza. 

La primera ‘dark store’ de DIA abrió sus puertas en junio de 2017 en Hospitalet. Antes de que se produjera el confinamiento por el coronavirus, esta cadena de supermercados ya contaba tres ‘tiendas oscuras’ en España: dos en Barcelona y una en Madrid. Estas cifras evidencia, al igual que ocurre en otras grandes superficies, que la pandemia ha servido para dar un impulso definitivo a este modelo de negocio.

La cadena de supermercados DIA contaba con tres 'dark stores' antes de la pandemia y ahora dispone de 14 

“La pandemia triplicó la demanda de compra online en DIA y, para responder a las necesidades de los consumidores, decidimos transformar en ‘dark stores’ algunas tiendas físicas”, apuntan fuentes de la empresa: “Para la elección de estas tiendas que fueron reconvertidas, buscamos que la ubicación fuera estratégica y, al mismo tiempo, que se encontraran muy cerca de otra tienda DIA donde derivar a los clientes que preferían realizar su compra en el establecimiento físico”. 

“Las ‘dark stores’ suponen grandes ventajas para las compañías, obteniendo mayor rendimiento y eficiencia en los procesos, pues permiten concentrar mayor densidad de repartos, lo que optimiza y hace más ecológicas las rutas, aumenta la capacidad de aprovisionamiento y la oferta comercial, así como especializar la preparación, mejorando en productividad y calidad”, aseveran fuentes de DIA: “Gracias a esta nueva forma de trabajo, logramos realizar una venta de forma más eficaz en la que predomina la optimización de los tiempos”. 

Las 'colmenas' de Mercadona y su polémica 'dark store' en El Bosque

El auge de las 'dark stores' ha tentado también a Mercadona, que cuenta con varias 'colmenas' y estaba preparando la puesta en marcha de una 'tienda oscura' en Villaviciosa de Odón, en Madrid. Concretamente, pretendía reconvertir su supermercado de la urbanización de El Bosque, pero la presión de los vecinos ha evitado que el proyecto -que no estaba recogido oficialmente- se lleve a cabo y la pasada semana anunció que desistía.

"Tras estudiar el proyecto técnico, consideramos que no se dan los plazos y las condiciones de viabilidad necesarias para desarrollarlo y se decide no avanzar más en su tramitación", ha señalado la cadena valenciana de supermercados a Vozpópuli. La decisión se ha hecho pública tras una reunión con el alcalde del municipio madrileño y después de que eldiario.es recogiera el descontento de los vecinos con este proyecto.

Los vecinos de El Bosque, en Madrid, denunciaban que la 'dark store' de Mercadona supondría un aumento del tráfico de furgonetas de reparto y camiones en esta exclusiva zona de chalés residenciales, en lugar de hacerlo en un polígono industrial

Los planes de Mercadona pasaban por cerrar al público esta tienda y, según denunciaron los vecinos de El Bosque, incrementar el tráfico de furgonetas de reparto y camiones en esta exclusiva zona de chalés residenciales. Los habitantes de la zona se opusieron frontalmente y emprendieron una campaña que ha logrado la suspensión de un proyecto que, sobre el papel, consistía en un "supermercado de barrio", pero que pretendía atender servicios en un radio de hasta 30 kilómetros.

Los vecinos alegaban que otras 'dark stores' se enclavan, no en urbanizaciones residenciales, sino en polígonos industriales. Precisamente, es en este tipo de espacios donde Mercadona cuenta con varias 'colmenas'. La compañía, según apunta a este periódico, no considera que estos centros logísticos puedan tener la consideración de 'dark stores', pese a las semejanzas con el modelo de las 'tiendas oscuras'.