Correos ha lanzado nuevos contratos de emergencia por más de 27 millones de euros para poder realizar los envíos internacionales de correspondencia y paquetería, en un momento en el que las aerolíneas han recortado sus rutas. La compañía pública de mensajería ha puesto en marcha estas nuevas licitaciones hasta que la situación derivada de la crisis del coronavirus vuelva a la normalidad.

En concreto, la empresa que dirige Juan Manuel Serrano ha lanzado, en primer lugar, un contrato de 4,7 millones de euros para un mes con motivo de la contratación "extraordinaria y urgente" del servicio de transporte aéreo del correo internacional. Este contrato cubrirá el servicio mientras se tramita el acuerdo marco extraordinario, cuyo presupuesto base de licitación asciende a 22,5 millones de euros para dos años, hasta finales de 2022.

"El motivo de su carácter extraordinario y urgente es debido a que por la pandemia se han visto afectadas rutas aéreas contratadas ordinariamente y la compañía tiene que contratar esas rutas con otros operadores", confirman fuentes de la compañía pública consultadas por Vozpópuli.

Correos
Buzón de Correos en el centro de Madrid

Correos anula el contrato anterior

Así, estos dos contratos extraordinarios se han puesto en marcha tras la suspensión de rutas por parte de las aerolíneas, que se han visto obligadas a modificar su operativa habitual no sólo por la caída de la demanda y la necesidad de recortar costes, sino también por las restricciones en la mayor parte de los países.

No en vano, antes del estallido de la pandemia Correos había suscrito en octubre de 2018 otro acuerdo marco para envíos postales en vuelos regulares por 46,5 millones de euros. Este acuerdo, que servía de base para los contratos con 18 aerolíneas o proveedores de transporte aéreo, estaba en vigor durante 48 meses, es decir, hasta finales de 2022.

Las empresas adjudicatarias de este contrato eran 3v Express Llp, Aer Lingus, Air China Limited, Airmail Limited, American Airlines, Atc Aviation Services, Aviocargo, British Airways, CRS Airlines, Delta Airlines, Dhl Global Match, Gen Air, Global Aviation, Iberia Operadora, Kales Airlins Services, Latam Airlines, Swiss Int. Airlines y Turkish Airlines.

Un 30% menos de empresas

De esas compañías, en el nuevo contrato para dos años -también hasta 2022- sólo figuran algo más de la mitad: Air China Limited, American Airlines, Aviocargo, British Airways, CRS Airlines, Gen Air, Global Aviation, Iberia Operadora, Latam Airlines y Swiss Int. Airlines. Estas se habrían presentado de nuevo con las mismas o diferentes rutas, ante las modificaciones que han realizado en su operativa durante la pandemia.

Además, al contrato se suman dos empresas nuevas: Aerolíneas Reales Jordanas Sucursal en España y Cathay Pacific Airways Limited. En total, 12 aerolíneas cubrirán el transporte internacional de correspondencia y paquetería de Correos durante los próximos 24 meses, con la pandemia todavía de fondo.

En los pliegos del nuevo acuerdo marco extraordinario, consultados por este periódico, la compañía pública reseña que tiene "carácter temporal y su ejecución estará supeditada a la imposibilidad de contratación" a través del acuerdo marco anterior, "en tanto el sector del transporte aéreo se mantenga en la actual situación de cancelación y embargo de rutas, reducción de la oferta de capacidad y mantenimiento de precios elevados, y no se produzca una sensible mejoría de las condiciones actuales del transporte aéreo internacional".

En total, 12 aerolíneas cubrirán el transporte internacional de correspondencia y paquetería de Correos durante los próximos 24 meses, con la pandemia todavía de fondo

Según las previsiones avanzadas por la patronal aérea IATA, la recuperación del tráfico de larga distancia tardará años en recuperarse, especialmente en Europa, donde los niveles de demanda de 2019 volverán "más tarde" que en otros lugares como Asia Pacífico o América del Norte. En este sentido, advierten que "una parte significativa de las aerolíneas está considerando cambios en su estrategia a largo plazo".

El 59% se plantea reducir las frecuencias de sus vuelos; el 26%, cambiar su flota a aviones más pequeños; el 26%, ampliar sus rutas de carga de mercancías; y el 22% se plantea incluso modificar sus modelos comerciales, orientándose al 'low cost' o al corto radio.