Las protestas se sucedieron durante varios meses y el rifirrafe entre los caseros de los centros comerciales y sus inquilinos ha llegado en algunos casos incluso a los tribunales. No obstante, un año después de que estallara la pandemia, los acuerdos entre propietarios y arrendatarios se han dado en el 95% de los casos.

Es la cifra que maneja la patronal que representa al sector, la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales (AECC), que apunta a que el dato refleja que se trata de "un sector flexible, capaz de autorregularse rápidamente". De hecho, los acuerdos entre inquilinos y propietarios han incluido desde reducciones de rentas y retraso de los pagos hasta condonación de deudas pasando, también, por el compromiso de los arrendatarios de renunciar a tomar acciones legales contra sus caseros en la mayoría de los casos.

En concreto, el porcentaje de acuerdos es una estimación del servicio de estudios de la patronal, que evita detallar qué gigantes han llegado a acuerdos y, en el otro lado, quiénes representan al 5% restante que todavía negocia con sus inquilinos, con la amenaza de la ejecución de avales sobre la mesa.

Fuentes del sector consultadas por Vozpópuli apuntan directamente a compañías como Unibail-Rodamco o Carmila, que se han mostrado reacias durante estos meses a renegociar la renta con sus inquilinos. Entre otros, estos gigantes son propietarios en España de centros comerciales como La Vaguada, Parquesur o La Maquinista.

De este modo, la mayoría de los inquilinos han llegado a acuerdos por los meses en los que han tenido que tener la persiana bajada, derivado de las restricciones por el coronavirus. Una situación que no se ha dado igual en toda España, sino que ha dependido de las limitaciones puestas en marcha por cada comunidad.

Sirva de ejemplo el caso de Cataluña, uno de los más llamativos, puesto que ha tenido sus centros comerciales cerrados más del 50% de los días hábiles en la comunidad desde que se decretara el estado de alarma, según los datos de la AECC. Castilla y León, por su parte, los ha mantenido cerrados el 40% de los días. La media del país se sitúa, dice la AECC, en el 27%. Además, las restricciones por la pandemia siguen en marcha tanto en aforo como en utilización de espacios comunes.

Los centros comerciales ven caer sus ventas

Con todo,  las ventas en el centro comercial han caído en 2020 un 28,9%, hasta los 33.292 millones de euros, pese a que el gasto medio por visitante se ha incrementado un 7%. Asimismo, la afluencia ha caído un 34%, hasta los 1.292 millones de visitas.

"El crecimiento de la venta media, un 7% respecto al año 2019, es otro dato a tener en cuenta que nos indica nuevos hábitos coyunturales en el consumidor, que ha realizado sus vistas a los centros comerciales con mayor planificación debido a las restricciones", apuntan desde la AECC.

El año 2020 cerró con 567 centros comerciales en España, de los cuales seis eran nuevas aperturas. En total, integran a más de 33.300 comerciantes, de los que el 85% son comercios que tienen menos de 300 metros cuadrados.

Según la patronal, el sector ha invertido más de 80 millones de euros para adaptarse a la pandemia solo en los accesos y zonas comunes de los centros y parques comerciales. A esta cifra habría que sumar, explica la AECC, el incremento en los gastos operativos y las medidas implementadas por los propios comerciantes.

Entre las medidas que se han puesto en marcha en el sector, destacan los sistemas de conteo para el control de aforos en tiempo real, personal extra de vigilancia para la gestión de colas en accesos, instalación de  dispensadores de gel hidroalcohólico, señalética direccional e informativa para ordenar el flujo y la circulación de personas, o nuevos protocolos de limpieza y desinfección diaria.