Aena continúa sumida en la batalla en los juzgados con los inquilinos 'rebeldes' que no han aceptado sus nuevas condiciones sobre los alquileres. Una guerra que, hasta ahora, está centrada sobre todo en la fase de medidas cautelares, destinadas a que la empresa semipública se abstenga de facturar las rentas pactadas en los contratos y, a la vez, le impida la ejecución de los avales.

Así, estos inquilinos están presentando demandas desde hace semanas en base a la cláusula rebus sic stantibus, por la que solicitan que, manteniéndose las condiciones de la pandemia y las restricciones a los viajes, se frene la ejecución de avales y Aena ofrezca rebajas del alquiler acordes a la bajada del negocio.

Tal y como recoge la compañía que preside Maurici Lucena en su informe de gestión presentado este jueves, desde el 1 de enero hasta el 31 de marzo Aena ha sido emplazada ante los Juzgados con motivo de 32 demandas interpuestas por 18 arrendatarios.

"Si bien hasta el momento las resoluciones judiciales han impedido la ejecución de la mayor parte de las citadas garantías", reconoce la empresa, "en esta fase del proceso los órganos judiciales correspondientes no están considerando el fondo de la cuestión, sino únicamente la concesión o no de medidas cautelares", insisten.

Entre los arrendatarios que han interpuesto demandas en esta fase, se encuentra el gigante Dufry, que gestiona las tiendas libres de impuestos (duty free) de los aeropuertos de Aena. Como publicó El País, un juzgado de Madrid admitió el pasado marzo el recurso de la empresa para suspender cautelarmente el cobro de las rentas correspondientes a 2020 que ascienden a 320 millones de euros. Así, Aena no podrá ejecutar los avales que el grupo suizo depositó como garantía del cobro de la renta mínima garantizada (RMG) por el uso de los locales independientemente de la facturación. Este fallo se suma a los que obtuvieron antes los grupos Areas y SSP, que también obtuvieron la paralización cautelar del pago de las rentas.

Con todo, fuentes judiciales consultadas por Vozpópuli consideran que el número podría doblarse este trimestre. "Estas semanas podrán llegarse a presentarse hasta 30 demandas más, los juzgados van lentos en los emplazamientos y muchos inquilinos esperaban la ejecución de avales, por lo que lo decidirán ahora", explican estas fuentes.

La compañía semipública ofreció un descuento del 100% de la Renta Mínima Garantizada a sus inquilinos durante el primer estado de alarma, y del 50% entre junio de 2020 y septiembre de 2021. Hasta ahora, solo 95 operadores comerciales han aceptado la propuesta realizada por Aena, pero estos sólo representan el 67,9% de los contratos y el 14,2% de las RMGA afectadas.

Aena pierde 240 millones

Con todo, Aena perdió en el primer trimestre de este año 241,2 millones de euros, reflejo de la caída en el número de pasajeros en un 80,4% como consecuencia del parón de actividad para hacer frente a la crisis del coronavirus.

En este periodo, según los datos enviados este jueves por la empresa a la CNMV, los ingresos se situaron en 353,3 millones de euros, un 54,8% menos que en el primer trimestre de 2020. Los ingresos por operaciones aeronáuticas sumaron 136,5 millones, un 72,5% menos, y los derivados de operaciones comerciales alcanzaron los 173,9 millones de euros, un 17,8% menos que en el primer trimestre del año pasado.