Economía

Las ventas de coches de ocasión triplicaron en septiembre las de nuevos

El mes de septiembre ha visto como el mercado de coches de segunda mano casi triplica el de nuevos con cerca de 200.000 operaciones, un 12,1% más que en el mismo mes del ejercicio anterior.

Las ventas de coches de ocasión triplicaron en septiembre las de nuevos
Las ventas de coches de ocasión triplicaron en septiembre las de nuevos

La crisis económica generada a raíz de la pandemia del coronavirus está impulsando el mercado de coches de segunda mano, alimentado además por el miedo al transporte público. Una alternativa que está cobrando fuerza para evitar utilizar los congestionados autobuses o trenes de las grandes ciudades. Un cambio de tendencia, la de optar cada vez más por la movilidad individual, que está generando un creciente interés por el mercado de usados, sobre todo los de muy bajo precio… y por los diésel.

Así, las transferencias de turismos y todoterrenos usados creció un 12,1% en septiembre en comparación con el mismo mes de 2019, hasta 184.940 operaciones, según los datos de la consultora MSI para la patronal de los concesionarios, Faconauto, una cifra que casi triplica la venta de coches nuevos, que en ese mismo mes fue de 70.000 unidades. En los nueve primeros meses del año el mercado de usados descendió un 18,5% con respecto al mismo periodo de 2019, hasta 1.214.966 unidades. La patronal maneja una previsión para el cierre del año de algo más de 1,8 millones de transferencias, un 14% menos que un año antes.

El diésel fue el combustible más demandado por los compradores de vehículos usados en septiembre, con el 60% del mercado, en tanto que sus transferencias subieron un 10,3%. La gasolina, por su parte, experimentó una subida del 15% en relación con el mismo mes de 2019. Por canales, el de concesionarios (20,3% del mercado) aumentó un 21,8%; el de "renting" mejoró un 47,1%; el de empresas, un 23,2%; el de importación un 20,6%, y el de particulares, un 11%.

Las ayudas a la compra, ya activas

Precisamente para impulsar las ventas de coches nuevos que permitan rejuvenecer el parque automovilístico –algo que no se frena precisamente con el incremento del mercado de ocasión–, se aprobó en junio un Plan Renove que, a día de hoy, sigue sin estar activo en lo que al cobro de las subvenciones se refiere, algo de lo que se ha estado quejando marcas y concesionarios.

Ahora, más de tres meses después de anunciar la puesta en marcha del Renove, parece por fin que este va a estar efectivo en breve. Así, el sistema telemático que permitirá solicitar y cobrar las ayudas estatales para la adquisición de un coche en base al Plan Renove se activará finalmente el próximo 20 de octubre, según el director general de Industria y Pyme, Galo Gutiérrez.

Durante su participación en una jornada para la presentación de una guía técnica de reparación de vehículos eléctricos, organizada por Aedive y Ganvam, Gutiérrez ha señalado que iniciativas como esta contribuyen al despegue del vehículo eléctrico en un momento en el que la Administración debe acompañar a toda la cadena de valor para ayudarla en esta transición.

El Gobierno aprobó a mediados de julio el Renove, que contempla ayudas públicas de entre 300 y 4.000 euros en función de la eficiencia del vehículo, además de 500 euros adicionales para casos de movilidad reducida, rentas bajas o si el coche que se entrega para achatarramiento tiene más de 20 años.

Las ayudas del Renove, dotado con 250 millones de euros y al que se habrían acogido ya más de 110.000 operaciones, pueden solicitarse con carácter retroactivo para compras hechas desde el 16 de junio, aunque los compradores, tanto empresas como particulares, aún no han podido cobrarlas al no estar habilitado el sistema previsto para ello y que inicialmente estaba previsto que se activara en septiembre.

De lo que sí han podido beneficiarse ya es del descuento al que se comprometieron los concesionarios, proporcional a la ayuda estatal, salvo en el caso de las ayudas máximas, en el que será de 1.000 euros. En los anteriores planes de ayudas, el concesionario adelantaba la ayuda estatal al comprador y tramitaba posteriormente su cobro, un sistema que no se ha podido replicar en esta ocasión ante la falta de "pulmón financiero" que presentan fabricantes y distribuidores debido a la crisis de la covid-19 y el desplome de las ventas, y que ha dejado muchas ventas en el aire a la espera de que sea efectivo

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba