Economía

Tim Hortons pierde la mitad de sus cafeterías en España tras la pandemia

La compañía de cafeterías no ha podido salvar ocho de sus locales, que no volverán a levantar la persiana por los efectos de la crisis del coronavirus

Una cafetería de Tim Hortons cerrada durante la pandemia, en la madrileña calle Alcalá
Una cafetería de Tim Hortons cerrada durante la pandemia, en la madrileña calle Alcalá VP

Tim Hortons ha tenido que reducir sus cafeterías a la mitad en España por la crisis del coronavirus. Después de intentar renegociar los alquileres de varios de los locales, la compañía ha tenido que dar marcha atrás a su despliegue en el país y solo dispone ahora de siete cafeterías, todas ellas ubicadas en Madrid.

No obstante, según confirman a Vozpópuli fuentes cercanas a la compañía, de esas siete tiendas con las que continúa solo ha podido abrir cuatro hasta el momento, puesto que las otras tres, que pertenecen a franquiciados, están ubicadas en estaciones de tren o aeropuertos y aún no tienen fecha de apertura.

Tim Hortons, que aterrizó en España de la mano de Restaurant Brands Iberia(RBI) hace dos años y medio para "hacer la competencia a Starbucks", se ha visto obligado a redibujar el que era un plan de expansión muy ambicioso; no en vano, llegó a contar con hasta 20 locales por todo el país en poco más de un año.

"Al ser un modelo de hostelería tradicional que no contaba con canales alternativos de venta, como delivery, la reapertura tras la crisis no ha sido tan rápida como la de Burger King -también gestionado por RBI-", explican las misma fuentes, que detallan que el plan ahora es adaptar el producto al consumidor español, mediante locales más pequeños, e incorporar el servicio a domicilio.

30 millones para Popeyes

El proyecto de Tim Hortons no es el único que ha puesto en marcha RBI en España; el pasado noviembre, la compañía puso 30 millones de euros sobre la mesa para traer Popeyes al país y plantar cara así al actual rey del pollo frito, KFC.

Un plan que continúa en pie, recalcan desde RBI, y por el que ya han abierto nueve restaurantes de esta enseña, cuatro de ellos desde que terminó el estado de alarma.

En concreto, la mayoría de los restaurantes de la marca se encuentran en Madrid y, de momento, solo ha realizado una apertura en Valencia. No obstante, RBI pretende expander la marca por todo el país y situarse a medio plazo como líder del segmento.

Burger King, por su parte, ya reabrió en julio la mayoría de sus restaurantes. "El servicio de reparto propio, unido las alianzas con los principales agregadores de delivery y la adaptación de toda la operativa interna, nos ha permitido una rápida adaptación a la situación en esta cadena", reseñan desde la compañía.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba